Desde Katmandú y hacia el campo base

A.S.G.
-

Completada la aclimatación por el Valle del Khumbu, Carlos Soria regresa a Katmandú y anuncia su inminente desplazamiento al campo base del Dhaulagiri (8.167 metros)

Desde Katmandú y hacia el campo base

Se podría decir que la cuenta atrás para atacar la cumbre del Dhaulagiri (8.167 metros) ha comenzado para Carlos Soria. «Después de 12 días maravillosos por el Valle del Khumbu volvemos a Katmandú. Estamos encantados. El trecking ha sido maravilloso para todos pero en especial para mi. Había sido más de un año de no volver a las alturas y la sensación ha sido fantástica» comentaba el veterano montañero abulense, que a sus 82 años está decidido a conquistar el ochomil nepalí. Un trecking «que había comenzado mal pero que he terminado con mucha moral» confesaba Carlos tras estas dos primeras semanas de aclimatación que le han servido, además, para acumular buenas sensaciones de cara a lo que viene por delante y reencontrase con un país que lleva en su corazón. «Estos días me han recordado a lo vivido en 2015, el carácter de la gente de Nepal. Nunca están desesperados aunque lo han pasado fatal» apuntaba Carlos Soria ante una población, la nepalí, a la que siempre ha tenido especial cariño y con la que ya se volcó precisamente en ese año 2015 colaborando en el reparto de ayuda con los afectados por el terremoto que afectó al país. «Hemos encontrado amigos pasados y nos han acogido con un gran cariño por nuestra vuelta» comentaba Carlos Soria en el vídeo que lanzaba a través de su perfil oficial en Twitter  –@RetoCarlosSoria– en la noche del jueves al viernes y que suele ser el canal de comunicación habitual del abulense en sus expediciones.

«Vamos a tratar de cumplir con nuestro objetivo, que es subir al Dhaulagiri y este año tiene un añadido especial, que es el recuerdo a los mayores, a la gente de mi edad que tan mal lo ha pasado en este tiempo» señalaba el abulense en lo que se ha convertido en uno de los principales alicientes y motivaciones de la expedición de este año. «Siempre se puede lograr lo que se quiere».

Como confirmaba Carlos, «próximamente comenzará el viaje hacia el campo base del Dhaulagiri». La expedición está cumpliendo los planes previstos inicialmente. Antes de partir se había apuntado al 17 de abril como la fecha a la que se llegaría al campo base, situado a 4.750 metros de altura. A partir de ahí será el momento de esperar y estudiar la situación. Las estimaciones iniciales son que entre el 8 y el 20 de mayo pudieran atacar una cumbre que es objeto de deseo el abulense desde que en 1998 lo intentara por primera vez.