scorecardresearch

El tráfico de la AP-51 aumenta un 22,7 por ciento

E.Carretero
-

La autopista que une la capital abulense con Villacastín registró entre los meses de enero y junio una intensidad media diaria de 4.908 vehículos frente a los 4.000 que lo hicieron en el mismo periodo de 2020

El tráfico de la AP-51 aumenta un 22,7 por ciento - Foto: David Castro

La AP-51, autopista de peaje que une la capital abulense con la localidad segoviana de Villacastín donde conecta con la AP-6, registró en el primer semestre de este año una intensidad media diaria de 4.908 vehículos, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. Esto supone que con respecto al mismo periodo de 2020 el tráfico en esta vía de pago se ha incrementado un 22,7 por ciento, teniendo en cuenta que, de media y diariamente, entre enero y junio del pasado año pasaron por esta autopista de 23 kilómetros de longitud 4.000 usuarios. Lógicamente no hay que olvidar que debido a la pandemia, y tras declararse el estado de alarma y el confinamiento domiciliario de la población, el tráfico en esta vía cayó de forma importante. De hecho, en abril la intensidad media diaria en esta autopista se redujo hasta los 866 vehículos. Un año después, los usuarios medios diarios fueron 3.911, lo que deja una caída del tráfico del 77,8 por ciento. 

Teniendo en cuenta lo atípico que 2020 fue en general, y en lo que a desplazamientos se refiere aún más, para conocer con mayor precisión cómo ha evolucionado el tráfico en la autopista que conecta la capital abulense con la localidad segoviana de Villacastín es preciso remontarse a 2019. La comparativa en este caso evidencia que si bien el tráfico se ha incrementado en relación con el año pasado la AP-51 aún no ha recuperado las cifras de usuarios anteriores a la pandemia. Así, en el primer semestre de 2019 circularon por esta vía de pago 7.945 vehículos de media al día, lo que es un 61,77 por ciento más que los que lo hicieron en el mismo periodo del presente ejercicio. 

En lo que va de año, junio es el mes en el que mejores datos registró esta autopista, con una intensidad media diaria de 8.023 vehículos, un 96,5 más que en el mismo mes de 2020 pero lejos aún de los 9.105 usuarios que circularon por esta carretera en 2019. 

Tras junio, el segundo mes con más tráfico en la AP-51 fue mayo, cuando se registró una IMD de 6.898 vehículos, un 384,4 por ciento más que en el quinto mes del año pasado pero también lejos de los 8.071 que se contabilizaron de media al día en 2019. 

Marzo, con 4.022 vehículos diarios de media y un incremento interanual del 12,1 por ciento, fue el tercer mes con más tráfico, seguido de abril, cuando circularon por la AP-51 3.911 usuarios, lo que es un 351,6 por ciento más que en 2020. En febrero, y según la información ministerial, la autopista de peaje entre Ávila y Villacastín registró 3.541 vehículos de media al día, lo que es un 55 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado, cuando aún el covid no había irrumpido en nuestras vidas, mientras que en enero la IMD fue de 3.058 vehículos, la mitad de los contabilizados a principios de 2020. 

Ap-6. Lógicamente también se incrementó el tráfico durante el primer semestre de este año en la AP-6, autopista que une Villalba y Adanero y que también discurre por la provincia de Ávila. En este caso el tráfico aumentó un 25,23 por ciento respecto al mismo periodo de 2020, con una intensidad media diaria de 17.959 vehículos durante los primeros seis meses de este año