scorecardresearch

Jubilados piden mejoras en salud, pensiones y servicios

M.E
-

Las Federaciones de Pensionistas y Jubilados de UGT y CCOO entregan un manifiesto por el Día Internacional de las Personas Mayores

Las Federaciones de Pensionistas y Jubilados de UGT y CCOO de Ávila entregaron en la Subdelegación del Gobierno en Ávila un manifiesto con reivindicaciones y propuestas orientadas a solucionar los retos a los que se enfrentan los mayores, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Personas Mayores, que se celebra este 1 de octubre. La sanidad, los servicios y la economía son algunos de los ámbitos en los que los pensionistas y jubilados agrupados en los sindicatos de clase piden mejoras al Gobierno, en concreto que «se actúe de manera inmediata desde las administraciones públicas ante las situaciones que padecemos».

Así, los pensionistas abogan por «implantar más políticas públicas de promoción de la salud para envejecer activamente», para lo que siguen reclamando que el gasto sanitario «se sitúe al menos en el 7,2% del PIB».

Impulsar la atención domiciliaria a los mayores dependientes y reforzar los centros de atención diurnos y nocturnos, así como su ampliación, es otra de las peticiones, al ver necesaria «la vigilancia y los protocolos por parte de las administraciones públicas competentes para que se cumplan las condiciones de funcionamiento de las residencias y evitar riesgos ante un sistema basado más en el negocio que en el bienestar de los mayores».

En el marco de la «crisis energética y alimentaria» por la inflación, los jubilados de UGT y CCOO demandan que «se baje el precio de servicios esenciales y se controlen los precios de los bienes necesarios, como así lo permite la Constitución en crisis», apuntan, así como que «se regulen los beneficios empresariales».

«Garantizar pensiones dignas y suficientes, tanto para nosotros como para generaciones futuras», es una petición que no falta en su listado. En este marco abogan por «continuar con el Diálogo Social, al considerarlo «un método eficaz», y exigen «el incremento por encima del umbral de la pobreza de todas las pensiones, dado el incremento disparado del IPC».

Además, el colectivo apuesta por la intervención del Gobierno para «terminar con la usura impuesta por los bancos a los mayores y a las personas con rentas más bajas». No puede ser, a su juicio, que «quienes menos rentas tienen deban abonar más comisiones bancarias», como tampoco quieren permitir «que nos impongan comisiones y gastos por no tener medios tecnológicos o capacitación necesaria para operar mediante la banca on line y acceder a nuestros ahorros», trasladaron.

También reclaman que se impulse la Ley Integral de los Derechos de las Personas Mayores, la cual debería garantizar la protección específica del colectivo en numerosos ámbitos. La falta de servicios en el medio rural, la accesibilidad en los hogares, el sistema fiscal o la revisión del acceso al Bono Social Térmico son otros de los puntos para los que los mayores piden avances.