scorecardresearch

Ávila tendrá una red de calor ecológico

J.M.M.
-

El proyecto que impulsa DH Eco Energía supondrá una inversión de cerca de 30 millones de euros, pretende llegar a 7.000 viviendas y permitirá la creación de 260 puestos de trabajo, alrededor de 60 una vez que se ponga en marcha la red

Ávila tendrá una red de calor ecológico - Foto: Isabel García

El proyecto de implantación de una red de calor ecológico en Ávila dio su pistoletazo de salida con la firma del protocolo entre el Ayuntamiento de Ávila y DH Eco Energía, la empresa que se encargará de su construcción.

Este proyecto, que supondrá una inversión próxima de 30 millones de euros en los próximos años, permitirá la construcción de una red de calor para calefacción y para agua caliente sanitario basada en las energías renovables, según se puso de manifiesto en el acto de presentación que tuvo lugar en el Palacio de Superunda que contó con la presencia del alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, y de Teo López, principal CEO de DH Eco Energía.

Para ello se levantará una planta térmica en el polígono industrial de Las Hervencias, en las proximidades de Nissan, donde se generará energía «con un proceso medioambientalmente limpio y sostenible que reduce las emisiones de CO2 y el consumo de energía fósil un 95%». La materia prima para la generación de esa energía provendrá de la limpieza forestal que se lleve a cabo tanto en Ávila como en la provincia, procesándola en forma de astillas con la que generarán la biomasa.

La energía producida calentará el agua que será conducida mediante tuberías a las viviendas de la ciudad desde esa planta térmica. Según se expuso en la presentación, esa red se iniciará por la zona del Seminario y La Cacharra, avanzando hacia el Paseo de Don Carmelo, Cuartel de la Montaña, Hornos Caleros y el Paseo de San Roque. El objetivo es llegar a unas 7.000 viviendas en el plazo de cinco o seis años. Ese sistema permitirá que se sustituya el gas natural y el gasóleo fundamentalmente de las comunidades de vecinos, «ahorrando el uso de un voluminoso y complejo cuarto de calderas, ya que la toma se conecta a un pequeño intercambiador de calor».

Según los promotores de esta iniciativa, los usuarios de este sistema disfrutarán de un ahorro de hasta un 25% de la factura de calefacción y agua caliente sanitaria».

Teo López recalcó que «se trata de un proyecto en la línea de los principales retos que tiene prácticamente la humanidad, como son el cambio climático, el medio ambiente, la sostenibilidad y la implantación de otro modelo energético en la sociedad en que vivimos». 

A su vez, el principal CEO de DH Eco Energía precisó que «las energías renovables suenan a molinos de viento y placas fotovoltaicas, donde está volcada toda la inversión, pero, apuntó, «ese no es nuestro proyecto». Así, precisó que «este proyecto es el más difícil, que es abordar una ciudad, quitar el gasóleo y el gas hablando con las comunidades de vecinos». Para ello ya han abierto una oficina en el Paseo del Dos de Mayo, para la que han contratado personal de Ávila, y recalcó que «intentaremos que todo el empleo que se genere tanto en las obras como después sea de Ávila».

En este sentido, Roberto de Antonio, director de Desarrollo y de Planificación del proyecto, cifró en 260 los puestos que se generarán, 190 de ellos durante el desarrollo de las obras de la planta térmica y de la red de tuberías, pero luego en el abastecimiento y mantenimiento «va a haber 50 ó 60 personas durante toda la duración del proyecto trabajando en esos pueblos, limpiando el bosque, realizando cortafuegos, reduciendo la carga forestal» para aportar esa materia prima que permita generar esa energía.

Teo López precisó que «no es un proyecto fácil. Llevamos estudiando la ciudad un par de años y tiene sus singularidades», y advirtió que el desarrollo del mismo exigirá «mucha coordinación». De esta manera, señaló que las actuaciones que afecten a «puntos más neurálgicos» se intentarán acometer durante épocas del año que generen menos problemas de movilidad, como puede ser el verano.

Al mismo tiempo, insistió en que «es un proyecto de largo plazo, no es poner unas placas solares en un tejado o en un campo, que se ponen en un mes o dos y se quedan para todo la vida, generando un empleo instantáneo. Este es un proyecto de calado, con una inversión de cerca de 30 millones cuando esté extendido todo el proyecto, y que requiere mucha ingeniería, y el apoyo del Ayuntamiento». Y es que, como dice el eslogan que han elegido para promocionar el proyecto, «venimos a vivir contigo».

Por su parte, el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, mostró su satisfacción por que «una gran empresa del sector de las energías se va a implantar en Ávila», lo que calificó como «una gran noticia».

Sánchez Cabrera precisó que «nos  plantean una alternativa ecológica, de desarrollo sostenible para nuestra ciudad, acorde con los objetivos de la Agenda 2030, y acorde con los objetivos que tenemos en la Corporación municipal para desarrollar nuestra ciudad», y afirmó que será «un desarrollo que nos va a permitir ganar calidad de vida, calidad ambiental y que además va a generar nuevos puestos de trabajo».

Sánchez Cabrera anunció que la empresa ya cuenta con la licencia de obras, «con lo que ya está todo preparado para que comencéis a trabajar». A su vez, tras señalar a la promotores que «vais a entrar dentro de los hogares abulenses», les pidió que «lo hagáis bien», al tiempo que les garantizó «el respaldo institucional del Ayuntamiento de Ávila y del equipo técnico municipal, que está a vuestra entera disposición para trabajar conjuntamente». Finalmente, también les ofreció ayuda para presentar el proyecto a las distintas asociaciones de vecinos, «porque queremos que conozcan este proyecto que es tan apasionante para la ciudad».