scorecardresearch

Solventar los problemas de abastecimiento costaría 15 millones

P.R.
-

El grupo de expertos puso sobre la mesa una serie de medidas que de llevarlas a cabo todas ellas implicaría esa inversión con los bombeos de los embalses y otras propuestas

Embalse de Serones - Foto: David Castro

El problema del abastecimiento de agua es un problema secular que la ciudad viene arrastrando y que no se termina de solucionar. Si será secular, que el problema ya existía en tiempos del emperador Carlos I, y de esa época data un proyecto para traer agua a la ciudad desde la sierra de Gredos. Esta corporación nada más entrar en el Consistorio en el año 2019 se encontró de lleno  con el primer problema al que otras habían tenido que hacer frente: una sequía considerable y el consiguiente el temor a unas futuras restricciones que se presentarían si la situación no cambiaba. Con el correr de las semanas el agua llegó y la situación se tranquilizó. Los nuevos mandatarios municipales en el año 2019 decidieron tomar nota y proponer una serie de medidas que de una vez por todas consiguiera hacer desaparecer esa espada de Damocles que esta ciudad ha tenido con el tema del agua. La primera medida que se adoptó fue hacer un paréntesis con el importante proyecto  firmado por la anterior corporación como era el Plan Cogotas, para utilizar el agua de este embalse a la ciudad en caso de necesidad. Para ello se había firmado un convenio entre el ayuntamiento de Ávila, la Sociedad Mercantil Estatal Aguas de las Cuencas de España y la Junta de Castilla y León para la ejecución y explotación de las obras de aprovechamiento del embalse de Las Cogotas para el abastecimiento de la ciudad de Ávila. Este proyecto el ayuntamiento por el momento optó por dejarlo en 'stand by' y convocar una mesa de la sequía  que entre otras medidas propuso la creación de un grupo de trabajo, con expertos de las universidades asociadas a la ciudad, técnicos municipales y administraciones públicas implicadas, para elaborar un plan de abastecimiento para la ciudad para los próximos años.  Este Plan contempla una serie de medidas para solventar estos problemas de abastecimiento que la ciudad sufre cada vez que se presenta una sequía. Si se materializaran estas medidas la inversión prevista sobrepasaría los quince millones de euros, según aparecen publicadas en las tablas que recogen las inversiones propuestas en las medidas que propone este grupo de expertos y que aparecen publicadas en la página web del ayuntamiento de Ávila.

Medidas. Mencionar en este sentido que durante varios meses este grupo de trabajo se reunió para elaborar una serie de medidas que aconsejaban poner en marcha. Este informe ha servido para elaborar un Plan de Emergencia contra la Sequía que el ayuntamiento dio luz verde a finales del pasado año y presentó a la Confederación Hidrográfica del Duero. La Confederación a mediados del pasado mes de julio emitió un informe favorable a a este Plan de Emergencia para sistemas de abastecimiento de la ciudad. Consideraba la Confederación que ese plan es acorde con las reglas y medidas propuestas en el Plan Especial de Sequías de la Demarcación Hidrográfica del Duero. Con este informe favorable se daba un paso más en la implantación de las medidas incluidas en la hoja de ruta diseñada por el comité de expertos para dar solución a un problema histórico de abastecimiento que presenta la ciudad de Ávila y que fue presentada en el pleno municipal el pasado mes de noviembre (aprobado con los votos favorables de los grupos de Por Ávila y Ciudadanos y la abstención de los grupos Popular y Partido Socialista). 

Una vez que la Confederación Hidrográfica del Duero ha emitido informe favorable el ayuntamiento pretende desarrollar el  proyecto Cogotas, que dejó aparcado meses atrás a la espera del informe del grupo de expertos. Para ello en el último Pleno del mes de julio se aprobó la propuesta de la Alcaldía sobre el compromiso de aprobación y suscripción de una adenda al convenio entre el ayuntamiento de Ávila, la Sociedad Mercantil Estatal Aguas de las Cuencas de España y la Junta de Castilla y León para la ejecución y explotación de las obras de aprovechamiento del embalse de Las Cogotas. Unas obras que según el convenio firmado por la anterior corporación municipal contemplan una inversión superior a los ocho millones de euros. Los expertos proponen que la captación de agua de este embalse se considere su utilización una medida  como última opción y de refuerzo de las otras ya previstas. Este embalse ya está previsto para el  abastecimiento en caso necesario de localidades como Arévalo o Olmedo, localidades que se nutren de aguas subterráneas, preferentemente, pero que podrían utilizar las Cogotas en caso de que sean necesarias. Por el momento el agua de las Cogotas se utiliza para abastecer de agua para municipios cercanos que han resuelto su problemas con el arsénico que presentaban sus abastecimientos de aguas subterráneas con este agua de las Cogotas, que pueden abastecerse gracias a la estación de bombeo que se construyó en el término de Cardeñosa y desde donde se distribuye a estas localidades.

Otra de las opciones, por la que se inclina este ayuntamiento y también es una de las propuestas del grupo de expertos es  la captación del agua de Fuentes Claras. Pero se pretende que  esta opción sea una de las medidas permanentes de abastecimiento  a la ciudad y no temporal y  de urgencia como venía siendo hasta ahora, pues solo se utilizaba en caso de necesidad, en caso de situaciones de sequía. Pero para poder convertir en embalse de Fuentes claras en un recurso permanente para la ciudad se requerirá de una inversión de dos millones de euros, según la valoración de esta actuación realizada por los técnicos, pues se requeriría la instalación de un nuevo bombeo, ya que el que está montado está diseñado solo para utilizar para momentos determinados de necesidad y al requerirse para una utilidad permanente el bombeo requerirá de nueva instalación.

Otra de las medidas que proponía el Comité de expertos es la modificación de la concesión del Río Adaja para poder aprovechar el caudal del río Adaja y garantizar de esta forma también los niveles óptimos de los embalses. Lo cierto es que los expertos ponen especial hincapié en aprovechar los recursos hídricos que nos ofrece el río Adaja. Relacionado con esto estaría el aprovechamiento del efluente del EDAR, una opción que por el momento no se contempla, como o ocurre con el bombeo del agua de  Fuentes Claras.

Considera también el comité de Expertos otra opción a tener en cuenta como es el aprovechamiento del acuífero del Valle Amblés. Este aprovechamiento al ser aguas subterráneas tiene la particularidad que las aguas son de mejor calidad que las aguas superficiales. Además, proponen, como actuación de urgencia para una solución inmediata, la realización de sondeos en el Valle Amblés, que también deberán integrarse en el sistema de gestión.

Una auditoría externa para el control de pérdidas es otra de las medidas propuestas por el Comité de expertos para conocer el alcance real de las perdidas que se producen en la red de la ciudad.

También consideran necesarios los expertos diseñar y establecer una herramienta de gestión del sistema de abastecimiento.