scorecardresearch

Las políticas de XAV son la "antítesis de la sostenibilidad"

J.M.M.
-

El concejal socialista Manuel Jiménez critica la "falta de voluntad política" para activar herramientas con las que cuenta el Ayuntamiento de Ávila en materia de medio ambiente

Las políticas de XAV son la “antítesis de la sostenibilidad"

La gestión del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ávila ha llevado al portavoz socialista en esta materia, Manuel Jiménez, a reprochar a Por Ávila que pase de puntillas por todas las responsabilidades a las que tiene que hacer frente como equipo de gobierno. "Una forma de hacer política que alcanza su máxima expresión en el área de Medio Ambiente donde ni está ni se le espera", a juicio del edil socialista.

 

Manuel Jiménez, con motivo del Día del Cambio Climático que se conmemora este domingo, asegura en un comunicado de prensa que "las políticas, las decisiones y las acciones del equipo de gobierno son la antítesis de la sostenibilidad y el compromiso con los objetivos internacionales en los que todos, sin excepción, somos actores y parte fundamental para minimizar el impacto de climático".

 

"De hecho", dice el edil socialista, "nuestro Ayuntamiento cuenta con herramientas para trabajar. El problema es la falta de voluntad política para articular las medidas a nuestro alcance. El Consejo de la Sostenibilidad es un mero adorno, como lo es el Plan Energético Local o nuestra adhesión a la Declaración de Sevilla. Todo lo que hace este equipo de gobierno en materia medio ambiental es poco y además, se resume en fuegos de artificio".

 

Manuel Jiménez reitera que "Ávila se está quedando atrás" y recuerda que "la factura medio ambiental es sumamente importante, sin olvidar la factura económica, ya que la inexistencia de medidas que permitan ahorro energético impacta directamente en las arcas municipales".

 

El concejal socialista sostiene que "no se entiende que las medidas propuestas en las auditorías energéticas que se hicieron hace unos años, sigan guardadas en un cajón y que tengamos instalaciones absolutamente obsoletas e ineficientes, como, por ejemplo, el edificio principal donde no hay elementos tan básicos como detectores de presencia".