Un proyecto en San Bartolomé de Pinares busca dinamizar

B.M
-

La iniciativa, que se enmarca en la DOP Cebreros, pretende recuperar el patrimonio de los viñedos y lograr la reapertura de la Bodega Cooperativa San Bartolomé Apóstol

Un proyecto en San Bartolomé de Pinares busca dinamizar

Cuando se logró la DOP Cebreros para los vinos de la zona se insistió en que bajo esa marca se buscaba lograr el desarrollo del medio rural, el nacimiento de nuevas iniciativas y la creación de empleo. Es por ello que bajo esta denominación han ido surgiendo, y así se espera que suceda en el futuro, diferentes iniciativas empresariales entre las cuales está a punto de ver la luz el ‘Proyecto Garnachas de San Bartolomé de Pinares’ en torno al patrimonio vitícola que no se quiere perder.
A su cabeza se encuentra Fernando Martín Muñoz, que cuenta con el amparo de la DOP Cebreros y el Ayuntamiento para un proyecto que pretende mantener ese patrimonio vitícola que queda en la zona pero que va incluso más allá puesto que pretende la reapertura de la bodega Cooperativa de San Bartolomé Apóstol, cerrada desde 2007. Es por ello que este mismo sábado se presentará en la Casa de la Cultura de San Bartolomé de Pinares esta iniciativa que quiere conseguir darse a conocer y que se vayan uniendo otras personas interesadas en adentrarse en el mundo del vino bajo una marca de calidad y luchar por ser la semilla de la dinamización económica de toda la zona.
La iniciativa surgió de una reflexión personal del propio Fernando Martín al ver como se iba perdiendo esa capacidad vitícola de la zona, con menos personas dedicadas a este mundo aunque queden quienes llevan la uva a otras bodegas de la zona o tengan un cultivo propio para vino artesanal. Pero es cierto que se ha ido perdiendo espacio de viñedo, con la gente que vendió los derechos o simplemente abandonó las viñas.
Pero ahora se puede ser consciente de lo que supone contar con una denominación de origen protegida para los vinos como es la denominada Cebreros y es aquí donde el emprendedor comenzó los contactos con representantes de la DOP para hablar del proyecto y reactivar la zona encontrando el interés común de que la bodega llegara a tener actividad.
Los objetivos que persigue este proyecto pasan por mantener el viñedo actual pero también recuperar parte del que se ha perdido a través de nuevas personas e iniciativas. Se busca también agrupar a los viticultores y bodegueros y llegar a esa reapertura de la bodega cooperativa para lo cual ya se ha hablado con algunos integrantes de su antigua junta directiva para ver en qué forma se puede hacer dado que ellos tienen la propiedad y se puede ceder o alquilar para ahora elaborar un vino de calidad que esté en la DOP Cebreros más allá del artesanal como se hacía tradicionalmente.
La forma en la que se pretende trabajar es a través del ‘coworking’,  de forma que se buscará este sábado a personas interesadas para poner en marcha un proyecto común entre los viticultores y los bodegueros y así compartir para poner en valor lo que hay y potenciar la zona.
Y como consecuencias más directas se pretende la dinamización de la zona, no solo de San Bartolomé de Pinares sino de otros municipios de la zona que quieran trabajar conjuntamente, así como la creación de puestos de trabajo. En definitiva, dice Fernando Martín Muñoz, trasladar la «capacidad de ilusionar, ver que hay potencial» y ser capaz de desarrollarlo.
presentación. Para conseguirlo se ha preparado la presentación de este sábado a partir de las 18,00 horas en la que se explicará la filosofía del proyecto y se expondrán algunos ejemplos para que los asistentes puedan conocer de forma más detallada la manera en que se puede trabajar.
La presentación contará con la presencia de Rafael Mancebo y Marta Burgos, presidente y directora técnica de la DOP Cebreros, que analizarán la situación actual de la zona; Teótimo Grande, alcalde de San Bartolomé de Pinares, y Fernando Martín como líder del proyecto. También se contará con un espacio abierto a preguntas para los asistentes.