scorecardresearch

Lugnasad: el espíritu vettón sigue vivo

M.R
-

La visita guiada al castro de la Mesa de Miranda abrió ayer el programa de un evento con el que Chamartín se vuelca y que este domingo ofrece feria agroalimentaria, un taller de honderos y comida de hermandad, entre otros actividades

Lugnasad: el espíritu vettón sigue vivo - Foto: David Castro

Coincidiendo con la segunda luna llena tras el solsticio de verano, el pueblo celta festejaba la maduración de la cosecha local de bayas y aquella celebración tenía el nombre de Lugnasad. Si la trasladamos al calendario actual solía caer en los primeros días de agosto, que es cuando el municipio de Chamartín rinde tributo a su pasado vettón, lo reivindica y lo difunde a través de un evento que lleva ese mismo nombre y que tiene lugar este fin de semana. La visita al castro vettón de la Mesa de Miranda, que es la niña bonita de ese pueblo de la Sierra de Ávila  junto a la necrópolis de la Osera donde Juan Cabré excavó cientos de enterramientos a primeros del siglo XX, abrió en la tarde del sábado el programa de Lugnasaad. La visita guiada, eso sí, se retrasó una hora respecto al horario previsto debido al calor. Cabe destacar que es el primer Lugnasad desde que la Junta de Castilla y León declaró Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica al Castro de la Mesa de Miranda y la necrópolis de La Osera. 

Tras la visita al castro tuvo lugar una conferencia dedicada al cielo nocturno a la astronomía de la Edad del Hierro a cargo de Manuel Pérez. Ya con el refresco que brindó la noche hubo música en directo a cargo de Joanna Serey. Tampoco faltó la tradición invitación a hidromiel y dulces típicos que ofreció el Ayuntamiento de Chamartín, organizador de Lugnasad.

Este domingo, además de la feria agroalimentaria que se prolongará en Chamartín durante todo el día, se ha organizado una ruta familiar en bici hasta el castro y otros sitios arqueológicos de la zona. También habrá talleres de arqueología experimental, metalurgia y cerámica que se desarrollarán por la mañana en el Aula Arqueológica de Chamartín. Otra de las propuestas de hoy es un taller artesano de elaboración de hondas que incluye práctica de tiro con ese arma que usaban los antiguos vettones. También habrá comida de hermandad y por la tarde talleres creativos dirigidos a los más pequeños.

A lo largo de la jornada habrá pasacalles y animación musical para que los vecinos y los visitantes celebren, un año más, Lugnasad.