CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Pablo Casado no acierta

20/10/2020

A Pablo Casado se le nota cada vez más que no acaba de encontrar su sitio.

Abascal al menos ha tomado una iniciativa que coloca a Vox en el mapa: es la semana de Vox, todo el mundo hablará de Vox, de la soledad de Vox y de las barbaridades que se van a cruzar durante el debate de la moción de censura que presenta Vox.

Los sondeos indican que crece el partido, pero más que por entusiasmo hacia lo que defiende Vox, por la inacción de Pablo Casado. Es capaz de atacar con tino a Pedro Sánchez en las sesiones de control del gobierno –aunque al presidente le deja frío cualquier tipo de acusación, la que sea y proceda de quien proceda- pero en los días que transcurren entre miércoles y miércoles, Casado no consigue sacar cabeza con una iniciativa o un titular. Echa la culpa a los medios de comunicación, que según él no le prestan atención; cualquier político ducho en la materia conoce los resortes para ser noticia un día sí y otro también.

Ha presentado la propuesta para la renovación del Consejo General del Poder Judicial con la que pretende anular la iniciativa disparatada y posiblemente inconstitucional que ha puesto en marcha el gobierno. Dice que ha movido hilos en la capital europea, pero sea o no cierto, el error fue ordenar a Enrique López que se levantara de la mesa en la que negociaba con el ministro de Justicia, para expresar así el rechazo del PP a que Podemos entrara en la negociación. Mala decisión, no se puede dejar nunca el sitio libre, siempre aparece alguien para ocuparlo de inmediato. El ministro Campo y el consejero López, jueces y buenos amigos desde hace años, seguro que eran capaces por sí solos de llegar a un acuerdo que no pasara por Podemos. Sin embargo, el abandono del PP ha provocado que Pablo Iglesias, siempre con el respaldo de Sánchez, haya considerado una afrenta la posición del PP y se empeñe en estar representado en el Consejo porque no quiere ofrecerle al PP el triunfo de quedarse fuera. Que es lo que posiblemente iba a ocurrir si se hubiera dejado trabajar a los Campo y López, ya que los dos saben moverse en el terreno en el que se toman las decisiones políticas.

Lo que propone Casado para renovar el CGPJ es que se mantengan la mayoría actual pero que los candidatos pasen previamente por una criba . la el de los jueces. Y que no hayan tenido cargos políticos. Buena idea. Pero al añadir que a Podemos ni agua, ya tiene asegurado Casado que Sánchez se va a oponer y, encima, le echará a él, a Casado, la culpa de la falta de acuerdo.

A la mesa de mus hay que llegar llorado; a la mesa en la que se deciden cuestiones políticas, hay que llegar con las lecciones aprendidas.