Un aire de calidad con episodios de contaminación de ozono

J.M.M.
-

El Informe Anual de Calidad del Aire 2019 de la Consejería recoge que una vez la estación de Ávila 2 y dos veces en la estación de San Martín de Valdeiglesias, que toman datos de tierras abulenses, superaron el umbral de la información de ozono

Por undécimo año consecutivo, Castilla y León no registró superaciones de los valores límite de protección a la salud marcados por la normativa española y europea respecto a los contaminantes primarios que se respiran, según recoge el Informe Anual de Calidad del Aire 2019 que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente acaba de publicar y que ya está disponible en su web. Informe Calidad del Aire 2019
Durante todo el año pasado no hubo problemas de salud relacionados con la calidad del aire, a pesar de ser un año climatológicamente adverso, ya que se registró una pertinaz sequía durante el verano, acompañada de altas temperaturas y grandes periodos de calma atmosférica que no favorecieron la dispersión de los contaminantes. Sin embargo, sí se superó el valor objetivo de protección a la salud por contaminación por ozono en la zona atmosférica denominada ‘montañas del sur’, en zonas de las provincias de Segovia, Ávila y Salamanca, al sobrepasarse puntualmente el valor legal en dos estaciones.
Así, según se recoge en el informe, respecto al ozono (O3) se ha superado durante el año 2019 el umbral de la información una vez en la estación de Ávila 2 y dos veces en la estación de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), por lo que se efectuaron los correspondientes avisos e información a la población afectada de la zona de la Montaña Sur de Castilla y León y de la zona del Valle del Tiétar y Alberche, respectivamente, mediante el protocolo de información a la población sobre situaciones destacadas de calidad del aire 
A su vez, se sigue insistiendo en el informe, es el ozono el contaminante que ha registrado los valores más elevados, habiéndose superado el valor objetivo para la protección de la salud humana del ozono (O3) en las estaciones de Segovia 2 y el Maíllo, superando por tanto dicho valor la zona de la Montaña Sur de Castilla y León. Asimismo, en cuanto al ozono (O3) se ha superado durante el año 2019 el umbral de la información establecido en 180 µg/m3 : una vez en la estación de Ávila 2 y dos veces en la estación de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), coincidiendo con una de las olas de calor registradas durante el año 2019 , el incendio forestal de Cadalso y la confluencia de varios incendios ocurridos en el Valle del Tiétar, por lo que se efectuaron los correspondientes avisos e información a la población afectada de la zona de la Montaña Sur de Castilla y León y de la zona del Valle del Tiétar y Alberche, respectivamente, mediante el protocolo de información a la población sobre situaciones destacadas de calidad del aire. Asimismo, se apunta, «se cree necesario resaltar la circunstancia de que el valor medio anual del ozono, dato carente de referencia legal pero indicativo, sigue con la tendencia al alza desde que hay registros de esta sustancia, al contrario que los valores máximos registrados, cuya tendencia es a la baja». El informe recalca que «la primera no tiene una explicación científica clara toda vez que las emisiones globales nacionales de precursores han disminuido en unos porcentajes elevados, pero no obstante, la temperatura media está subiendo y podría estar relacionado con esto. La segunda se vincula precisamente con ese progresivo descenso de las emisiones antropogénicas de precursores de ozono y especialmente las acaecidas desde el año 2007 cifradas en más de un 40%». El informe precisa que 243.099 habitantes viven en esa zona de la Montaña del Sur de Castilla y León, por lo que un 10,13% de la población de Castilla y León se vio afectada por la superación del valor objetivo de protección a la salud humana por ozono». 
Sobre esos incendios se recuerda que el 29 de junio se produjeron varios episodios en que se superó el umbral de información a la población en la zona sur de Castilla y León. Se inició activando el aviso de superación del umbral de información en la zona del Valle del Tiétar y Alberche, donde se superó durante dos horas consecutivas dicho umbral. El aviso se mantuvo activo entre las 16,00 y las 20,00 horas, momento en el que descienden los niveles. A las 18,00 horas se supera de nuevo el umbral de información a la población, pero esta vez en la Montaña Sur de Castilla y León, y durante 1 hora, pero se mantiene activo el aviso hasta las 23,00 horas, pues los altos niveles de ozono se van desplazando hacia el este de la comunidad, viéndose implicadas dos estaciones de esa zona. Estos elevados niveles de ozono se pudieron ver afectados tanto por la ola de calor que azotaba esos días a la Península así como la confluencia de incendios en el Valle del Tiétar que provocó la declaración de nivel 2. Los incendios comenzaron el viernes 28 de junio en Gavilanes, que durante la noche se extendió a Pedro Bernardo y al que se unió la tarde del sábado el de El Arenal.