Blázquez muestra su gratitud a «su parroquia»

J.M.M.
-

El arzobispo de Valladolid entrega un báculo pastoral, una mitra cardenalicia y una cruz pectoral a la parroquia de Villanueva del Campillo, que ha vivido «hechos importantes en mi vida»

Blázquez muestra su gratitud a «su parroquia»

Emotivo acto el que se vivió el domingo por la tarde en Villanueva del Campillo, en el que su ‘Hijo Predilecto’ Ricardo Blázquez, cardenal y arzobispo de Valladolid, «en señal de memoria y gratitud», quiso hacer entrega de un báculo pastoral, una mitra cardenalicia y una cruz pectoral a su parroquia de origen, que recogió en su nombre su párroco, Esteban Martín García. 
Estos obsequios quedarán en depósito en el templo que le vio nacer y al que frecuentemente acude Blázquez y más cuando se trata de celebrar las fiestas patronales de Villanueva del Campillo en honor del Cristo del Velo, por el que siente una especial devoción, al igual que todos los vecinos de esta localidad. Un año más cumplió con la tradición y Ricardo Blázquez presidió las eucaristías que se celebraron el sábado y el domingo, y ésta última se cerró de una forma muy especial, con la entrega de esos obsequios.
En una carta que entregó al párroco de Villanueva del Campillo, y que Esteban Martín se encargó de leer al término de la ceremonia, Ricardo Blázquez explicó los motivos que le llevaban a hacer esos presentes y expuso que su vinculación con la parroquia «está fundada en hechos importantes de mi vida». Así recordó que «en Villanueva nací, fue bautizado, recibí la primera comunión y fue confirmado; el 30 de mayo de 1967 «canté la primera misa» coincidiendo con la inauguración del nuevo altar» y «con satisfacción he participado año tras año en la fiesta del Santísimo Cristo del Velo, patrono de nuestro pueblo, primero como niño y seminarista, posteriormente como presbítero, obispo y cardenal».
Ricardo Blázquez también se refirió en su escrito a su nombramiento como Hijo Predilecto de Villanueva del Campillo el 17 de septiembre de 2005 y recordó que «en el baptisterio ha sido colocada una placa con la inscripción que recuerda mi creación como Cardenal de la Iglesia Católica el día 14 de febrero de 2015».
Finalmente, quiso recordar «con afecto y gratitud» a los párrocos de Villanueva del Campillo desde que fue bautizado hasta el día de hoy: Vicente Mateos Martín, Fidel Gutiérrez del Rey, Florentino Díaz Muñoz, Pablo Daniel López Martín, Amador Gutiérrez Montero, Francisco José del Ojo Carrera, Antonino Alonso García, Aurelio Gil Martín, Félix Ayuso Beades, Eladio Díaz Corredera y Esteban Martín García. También tuvo un recuerdo para el sacristán Julio Blázquez, «que durante toda su vida colaboró en la parroquia». Tras la lectura de esas palabras, los presentes aplaudieron mostrando de esta forma su agradecimiento recíproco a su Hijo Predilecto.
En esta ocasión, Blázquez no pudo estar presente en el día grande de las fiestas en honor al Cristo del Velo, cuya misa solemne se celebró este lunes, coincidiendo con la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, y que a pesar de ser lunes congregó a más de un centenar de fieles, cumpliendo no obstante con los aforos máximos marcados por las medidas de seguridad que se han implantado por la pandemia.