Nuevos ataques de lobos en San Juan de la Nava

M.R
-

UPA habla de "desastre para la ganadería extensiva de la provincia" y una vez más reclama soluciones a la Administración a nivel de gestión, control y compensación justa y urgente por los daños que ocasionan los lobos

Nuevos ataques de lobos en San Juan de la Nava

Los ataques de los lobos a la ganadería abulense no cesan. En los últimos días se han producido varios en San Juan de la Nava, con el dramático resultado ya conocido: animales muertos a manos de los cánidos, principalmente terneros de corta edad. Precisamente porque la situación se repite una y otra vez, año tras año, UPA Ávila califica como "un drama" que "los ganaderos de extensivo de nuestra provincia sigan sufriendo continuos ataques de lobos en sus explotaciones". En este sentido, la organización agraria considera "un desastre para la actividad ganadera extensiva de nuestra provincia que los lobos sigan campando a sus anchas sin que a las administraciones competentes les parezca importar el presente y futuro de los ganaderos que ocupan el territorio rural y producen carne de primerísima calidad", que sufren una situación  "extremadamente injusta para los intereses de los productores abulenses".

UPA insiste en denunciar esta situación a la que la Administración pública no da respuesta a pesar de que "nuestra provincia se pone como ejemplo en el resto de la región como caso extraordinario y 'problemático' por el excesivo número de lobos y de ataques a las ganaderías extensivas", advierte la organización agraria.

Precisamente debido al "enorme incremento de la población de lobos en los últimos años al sur del Duero, pero especialmente y de forma tan excepcional en nuestro territorio", la organización agraria considera que la situación debería hacer "recapacitar a los responsables políticos de esta provincia", dado que" lejos de una gestión adecuada la especie, se está multiplicando a ritmo vertiginoso hasta el punto de hacer imposible la viabilidad económica de decenas de explotaciones ganaderas en zonas de montaña y sierra de la provincia".

Para colmo, en algunos casos los expedientes de pago por ataques de lobos se realizan con más retraso de lo que se dice por parte de la Administración regional, llegando incluso a darse el caso de que algunos ganaderos no perciben la indemnización hasta transcurridos más de dos meses desde el ataque, según denuncia UPA.

Por todo ello, la organización agraria vuelve a hacer un llamamiento a la Junta de Castilla y León para que asuma la responsabilidad en este asunto a nivel de gestión, control y compensación justa y urgente por los daños que ocasionan los lobos, no solo en muertes sino también por animales heridos, por costes veterinarios y por daños ocasionados en forma de abortos.



Las más vistas