scorecardresearch

Minuto de silencio por el triple crimen de violencia de género

M. Sastre
-

Una nueva víctima de este problema social que engrosa la lista a dos en Castilla y León y a veintisiete en España en lo que va de año

Minuto de silencio por el triple crimen de violencia de género - Foto: Isabel García

La pasada mañana del martes se convocaba un minuto de silencia frente a la Subdelegación del Gobierno con motivo de denuncia ante la nueva víctima de violencia de género en Valladolid que engrosa la lista a dos víctimas por esta lacra en Castilla y León y a veintisiete a nivel nacional en lo que va de año.

Se trata de un problema que afecta a toda la población, ya que según anuncia el subdelegado de Gobierno en Ávila, Fernando Galeano , «en estos momentos estamos entorno a los doscientos setenta y dos casos de violencia de género que se encuentran en seguimiento policial», además añade que «no son casos extremos y la mayoría de ellos se encuentran en nivel bajo».

Por ello, y tendiendo a estas cifras, se puede decir  que «la violencia de género es un problema que se mantiene estable y no existe una mejoría en este aspecto» por lo que se sigue luchando contra ello. Además, se entiende como uno de los elementos de trabajo de la Policía y la Guardia Civil, que más abarca su tarea diaria, junto con el fraude informático, siendo los elementos que mayor nivel de trabajo demandan a las Fuerzas de Seguridad del Estado. 

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, confirmaba en el día de ayer que el hombre de 46 años, detenido por la presunta muerte violenta de tres personas, dos mujeres y un hombre, en el barrio de La Rondilla de Valladolid este fin de semana, pasó a disposición judicial. Era el marido de la mujer de cincuenta y cuatro años, cuyo cuerpo apareció con signos de violencia junto al de su madre, en la vivienda de la calle Linares. 

La Policía Nacional le acusa también de la agresión a cuatro personas mayores, después de tratar de entrar en sus casas, por lo que se le imputan los delitos de allanamiento de morada, robo con violencia y lesiones. Ante las concentraciones para guardar un minuto de silencio en repulso por 'el último asesinato machista', Barcones ha subrayado que no hay una orden de protección de la mujer aunque sí constaba una denuncia previa por malos tratos. Además, ha añadido que todo hace pensar que, tras cometer los tres asesinatos, el hombre buscaba recabar bienes materiales antes de proceder a la huida.