1,4 millones para emplear trabajadores del campo en pueblos

I.Camarero Jiménez
-

Se trata de que los que trabajan en las campañas agrícolas, ya finalizadas, puedan seguir percibiendo una renta

1,4 millones para emplear trabajadores del campo en pueblos - Foto: mir_ical

El Ministerio de Trabajo tiene un plan, se trata de que las personas que trabajan en las campañas agrícolas y que hayan terminado su función puedan seguir percibiendo una renta. La pretensión es que ahora puedan trabajar para los ayuntamientos en las tareas que estos les encomienden, pero siempre en servicios básicos, de modo que se pueda seguir fijando población en los pueblos y de paso se eche una mano a la recuperación de los consistorios después de la crisis. A nivel nacional se está distribuyendo un montante de 236 millones de euros que va a permitir contratar a 200.000 personas, si bien en el caso de Castilla y León serán 4,266 millones de euros que se repartirá entre Ávila, Salamanca, Valladomid y Zamora. Ávila percibirá 1,439 millones, la que más (no se conoce el número de personas a las que se empleará hasta que se reúna la comisión de seguimiento del plan, que será en junio/julio, pero el año pasado fueron 377 trabajadores y la cantidad aportada por el estado es la misma este año). Por su parte, Salamanca dispondrá de 1,41 millones y Valladolid tendrá 855.000 en números redondos para terminar con Zamora, que percibirá más de 630.000 euros.€
Como decíamos al principio, desde el Estado se interpreta que los fondos contribuyen al mantenimiento de la actividad agraria, básica para mantener el abastecimiento, especialmente, durante la crisis sanitaria del Covid-19. Así, estiman que  garantizar la renta a las personas trabajadoras del campo es fundamental para fijar la población en zonas que dependen económicamente de la agricultura.
Cabe destacar que el acuerdo de reparto de estos fondos anuales en siete comunidades autónomas fue alcanzado en una mesa de diálogo en la que participaron, además de los responsables del SEPE, los representantes de las organizaciones agrarias COAG y ASAJA y de los sindicatos UGT y CC.OO.
Los fondos «son vitales para la recuperación de los municipios una vez se haya superado la crisis sanitaria del Covid-19 y también son una medida vertebradora porque contribuyen fijar la población en zonas económicamente más desfavorecidas» apuntan desde el Ministerio en nota de prensa.
El Programa de Fomento del Empleo Agrario también contribuye a mantener la renta de las trabajadoras y de los trabajadores del campo y a que puedan cotizar para obtener prestaciones en el futuro.
Desde el Ministerio de Trabajo y Economía Social se quiere poner en valor el sector agrícola, que se ha mostrado solidario, responsable y estratégico para la sociedad en un momento excepcionalmente delicado como es la crisis sanitaria del Covid-19.