scorecardresearch

Los submarinistas rastrean la presa del Duero en Traspinedo

SPC
-

La Guardia Civil continúa la inspección técnico ocular en la casa del arrestado por su supuesta implicación en la desaparición de la mujer

Un grupo de los Geas inspeccionan una presa en el Duero próxima a la casa del detenido. - Foto: Ical

La Guardia Civil continúa las labores de búsqueda de Esther López, que desapareció el pasado 12 de enero en Traspinedo (Valladolid), para la que se han ampliado los medios y desde ayer se ha incorporado al dispositivo el grupo de actividades subacuáticas (Geas) y el Grupo Cinológico de Castilla y León. De este modo, durante la jornada de ayer las labores de los submarinistas se centraron en peinar las zonas entre las pesqueras de Sardón y Traspinedo, con especial atención a aquellos lugares con maleza más espesa, tanto dentro del río como en las orillas. Dos efectivos de este cuerpo especial se han metido en el agua para inspeccionar la presa que se encuentra próxima a la casa del detenido. Allí han registrado la zona de las compuertas y otra donde se acumulan juncos, troncos y demás material que arrastra el Duero en este tramo al que han accedido por un pequeño sendero. Por su parte, una zodiac con dos agentes se ha dedicado a recorrer los siete kilómetros entre estas presas para rastrear todos los rincones del río.

Además, ayer se sumaron otra serie de refuerzos del Servicio Cinológico del Pardo (Madrid), para aportar «nuevas capacidades», según informa la Delegación del Gobierno a Europa Press, así como de un dron de la Unidad de Acción Rural para acceder a zonas donde es más complicado entrar a pie y un helicóptero. Por otro lado, agentes de la Guardia Civil se llevaron el coche del hombre detenido por la presunta implicación en la desaparición; un BMW rojo propiedad del sospechoso, según informa Ical.

La Policía Científica de la Guardia Civil trabaja en el caso que está declarado secreto de sumario. El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, evitó dar más detalles para no entorpecer la investigación. «Se ha realizado una detención y la Guardia Civil no ha cerrado ninguna de las vías de investigación abiertas en un primer momento», afirmó antes de comentar que desde la Subdelegación y por orden de la delegada del Gobierno «se van a emplear todos los medios que tengamos a nuestro alcance para esclarecer lo ocurrido». «Esperemos poder encontrar con vida a Esther. Ese sería nuestro deseo», concluyó Álvarez.

«Es como tener un puñal clavado»

El padre de Esther López, Miguel López, aseguró ayer que la familia lo está pasando «muy mal» y comparó la situación que están viviendo en estos momentos con «tener un puñal clavado y no poderlo sacar». También explicó a Efe que él no conoce ni ha visto al hombre detenido y manifestó que tampoco sabe si ella le conocía con anterioridad.

El progenitor subrayó que el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, ha estado en su casa y le aseguró que pondrán todos los medios a su alcance para encontrar a Esther. Así, la Guardia Civil continuó ayer la inspección técnico ocular en la casa del arrestado. 

Los agentes desarrollan estas labores en Traspinedo, localidad en la que reside la mujer desaparecida y donde fue vista por última vez hace doce días. Esther López mide 1,65 metros, tiene el pelo largo y castaño, y los ojos marrones. En el momento de su desaparición vestía un vaquero negro y una cazadora.