scorecardresearch

Muñogalindo regresa a sus tradiciones estivales

P.R.
-

El municipio del Valle Amblés celebró la XVI edición del 'Día de la era', con distintas actividades que pretendían mostrar como eran los trabajos que se realizaban en nuestros pueblos durante el estío

Algunos de los voluntarios que participaron en la siega - Foto: Ricardo Muñoz (ICAL)

Muñogalindo ha regresado a sus tradiciones veraniegas y ha recuperado su fiesta de la era, después de que durante los dos últimos años se realizara de forma virtual, con un vídeo recopilatorio que mostraba la celebración de esta fiesta que este año ha llegado a su décimo sexta edición. La organización de este acto ha corrido a cargo de la Asociación Musical Espigar y la Asociación de Mujeres de Muñogalindo, con la colaboración del ayuntamiento de la localidad.

En la inauguración Rafael Hernández, integrante de la corporaciòn que  organizó por primera vez esta fiesta, recordó como fueron esos comienzos. La Asociación de Mujeres de Muñogalindo invitó a licor y a bollos durante la inauguración.

Después del acto de inauguración los participantes se dirigieron a unos terrenos a la salida del pueblo, donde realizaron un simulacro de siega tradicional. Durante el amino los integrantes del grupo de Baile Espigar fueron explicando el funcionamiento  de la rueda de afilar las hoces. una actividad que había que realizar con frecuencia con ruedas-piedras de afilar, porque el filo de la hoz requería que estuviera en perfectas condiciones para la las labores de los segadores se pudiera realizar con el menor esfuerzo posible y eso solo se conseguía si el filo de la hoz estaba en su punto. Ya en el campo se ofreció a los asistentes como se procedía a realizar la siega. De regreso a la ciudad se procedía a realizar una demostración de trillado con burros, que daban vueltas a la parva, donde se había extendido el cereal recolectado para su trillado. Además el trillado en la era se mostraron otros trabajos que se realizaban como es el aventado y el cribado.

concierto. Después se tuvo la oportunidad de oír las canciones de la música tradicional de Carlos Herrero, un músico trashumante, como el mismo se define y que presenta la música tradicional de su tierra palentina , con rabeles, cántaros, flautas y panderos, ecos de un mundo que desaparece.

Dentro del recinto del parque se organizó una exposición con materiales antiguos. En concreto una de las cosas que más llamó la atención fue una cama vieja plegable que tenía cerca de 200 años. Para la comida se había preparado una paella, que se sirvió para más de 400 comensales.

Por a tarde se organizaron diversos talleres. Se preparó y se mostró una exposición de artesanía, así como varios talleres. El primero, un taller de hierbas medicinales y de miel, done se mostró las diferentes utilidades de la cera a abeja. También se preparó un taller de pan y otro de  juegos tradicionales gigantes.

Después se procedió al cierre de la jornada no sin antes invitar a los asistentes a una merienda de pan con chocolate. También hubo un concierto de guitarra.

ARCHIVADO EN: Tradiciones, Valle Amblés