scorecardresearch

Desde Argentina hasta el Himalaya

Redacción
-

El montañero abulense Carlos Soria ha estado recientemente en el país sudamericano con el objetivo de afinar su preparación para su vuelta al Dhaulagiri, prevista para el próximo mes de marzo

Desde Argentina hasta el Himalaya

El montañero abulense Carlos Soria, que este sábado 5 de febrero cumple 83 años, tiene previsto volver al Himalaya, para intentar ascender al Dhaulagiri, el próximo mes de marzo. Para lograr por fin cumbre en uno de los dos ochomiles que le faltan, Soria ha estado entrenando intensamente en varios lugares, y uno de ellos ha sido Argentina.   

Tal y como relata el mismo Soria a través de sus redes sociales, «sigo con las ganas, la ilusión y la preparación para volver al Dhaulagiri. Para intentar terminar mi proyecto de subir a las catorce montañas mas altas de la tierra no dejo de entrenar y prepararme. Quiero volver al a tener la oportunidad y necesito tener los medios suficientes para junto con mis compañeros montar una expedición con las máximas garantías para conseguirlo a finales de marzo, necesitamos patrocinio».

El montañero abulense relata que «acabo de volver de Argentina de visitar a unos amigos de Tucumán, de la Asociación Argentina de Montaña, que llevaban dos años intentando que los visitara, diera una conferencia sobre mi vida y compartiera con ellos unos días en sus maravillosas montañas».

Al final ese objetivo ha sido posible, y Soria ha permanecido 12 días en ese país que califica como «hermoso» y en donde ha podido continuar con su preparación.

Así, narra que «en los 700 kilómetros que separan Tucumán de las montañas y volcanes de la región de Catamarca, la diversidad del paisaje es increíble, pasando de los bosques húmedos al desierto y llegando a las altas montañas de la cordillera Andina, esta vez, con una cantidad de nieve absolutamente inusual, según nos contaban los compañeros argentinos. Hemos disfrutado de unos días plenos de alta montaña, durmiendo por encima de 4.000 metros, subiendo varias montañas y alcanzando la cota de 5.70 metros. Ha sido una actividad perfecta de preparación para llegar al Himalaya en las mejores condiciones».

«Nuestra intención era subir al volcán más alto del mundo, el nevado Ojos del Salado, no lo hemos podido conseguir porque la cantidad de nieve no nos permitía llegar en coches todo terreno a su campo base situado a 5.500 metros», lamentaba el abulense.

ARCHIVADO EN: Argentina, Soria, Himalaya, Volcán