CSIF: "Los positivos en la plantilla de Brieva son 18, no 8"

I.Camarero Jiménez
-

El responsable del sindicato, Gonzalo Cruz, pone en valor los servicios mínimos pactados con la dirección y confirma eso sí que entre la población reclusa no hay casos de virus

CSIF: "Los positivos en la plantilla de Brieva son 17, no 8" - Foto: Antonio Bartolomé

La prisión de Brieva sigue sin positivos por COVID-19 entre la población reclusa pero los datos de positivos en la plantilla, según el sindicato CSIF, son más del doble de los que se apunta desde Instituciones Penitenciarias: «A día de hoy, por este miércoles, suman 18, los últimos dos confirmados el martes» manifestaba Gonzalo Cruz corrigiendo los ocho que la Secretaría de Instituciones Penitenciarias había reconocido a Diario de Ávila.
Diecisiete son los confirmados, «pero es que las bajas por COVID suman más de 32 (de una plantilla que ronda los 140) según Cruz porque hay gente en cuarentena porque sus parejas o compañeros han dado positivo y hay además otros seis trabajadores de la prisión a los que se ha hecho el test y están a la espera de resultados».
Cifras por tanto incorrectas que matiza Cruz en lo que al personal que trabaja en el centro penitenciario se refiere. Ahora bien sí confirmaba que los presos de Brieva al menos de momento se salvan de los contagios, algo muy importante también y que ‘instituciones’ avanzó este lunes a Diario de Ávila.
Precisamente esta entidad dependiente del Ministerio del Interior alababa el trabajo efectuado por los funcionarios y también por el personal de administración y el resto del personal laboral de Brieva para afrontar la situación que deja la crisis sanitaria. Ante ello Cruz manifestaba que efectivamente se está trabajando con responsabilidad y desde luego «así seguirá siendo». Eso sí, desde los servicios mínimos que han podido pactar con la dirección del centro, algo que se ha permitido recientemente por parte del Ministerio.
Esos servicios mínimos estima que están permitiendo a los trabajadores descansar como tenían previsto, ahora bien en ningún caso pueden pedir permisos, ni asuntos propios, algo lógico que está pasando además en otros sectores como el de la Sanidad.
Además valoraba Cruz esta organización de mínimos en el sentido en el que al trabajar menos personal al unísono se rebaja la posibilidad de contagio porque «no es lo mismo que haya cuatro personas en una cabina que que haya dos». La carga de trabajo es «tremenda», resume, tanto entre los trabajadores de Interior como en oficina, si bien cuantificaba en el 90% las bajas de COVID ligadas a Interior. Las guardias, decía, que generalmente las cubren 10/11 personas hay algunos casos, no todos, de cinco o seis trabajadores.
Las críticas para la Secretaría de Instituciones Penitenciarias no son nuevas, hace en torno a dos semanas el representante de CSIF aseguraba que «están llegando tarde y mal» a la hora de afrontar los problemas. 
Recordaba además la tardanza en enviar los equipos de protección al inicio de la crisis y si bien ahora están llegando estiman que es «escaso porque te entregan uno para todo un ciclo de trabajo». En este punto agradecía la ayuda de determinados colectivos como COVID 3D que les ha hecho llegar pantallas protectoras para todo el personal del centro, indendientemente de en donde trabajen.