scorecardresearch

Begoña Ruiz presenta este sábado en la Feria del Libro de Madrid su novela 'Las montañas azules'

D. Casillas
-

La obra traslada al lector al año 1933 para contar un tiempo en el que la mujer, especialmente en el mundo rural, vivía en un total sometimiento

Begoña Ruiz. - Foto: Diario de Ãvila David Castro

 
La escritora abulense Begoña Ruiz Hernández presenta este sábado en la Feria del Libro de Madrid, uno de los más importantes escaparates literarios de nuestro país (si no el que más), su novela Las montañas azules (Editorial Cuadernos del Laberinto), una obra en la que mezcla la realidad y la ficción para componer una historia que habla, sumando la denuncia al testimonio, del sometimiento al que las mujeres vivieron a principios del pasado siglo en nuestro país, especialmente en el mundo rural.
El encuentro de Begoña Ruiz con lectores de toda España que acuden al Retiro a conocer las últimas novedades literarias y a sus autores tendrá lugar en la caseta caseta 193, de 19,00 a 20,30 horas.
Las montañas azules, primera novela que publica Begoña Ruiz pero no primera que escribe, es un libro que, explica su autora, «está dedicado a mi madre, que no pudo estudiar por ser mujer a pesar de ser una persona muy inteligente... y a otras mujeres que sufrieron igual mala suerte». La obra, apuntó, se desarrolla en el año 1933 en un pueblo ficticio al que Begoña Ruiz ha bautizado como Las Cimeras, un escenario en el que además de conocer a una joven a la que su condición femenina «niega cualquier posibilidad de estudiar o de desarrollar sus inquietudes» aparecen unos «filólogos alemanes que buscan palabras antiguas y que hacen fotos de un mundo que no deja de sorprenderles», extranjeros en una España atrasada en todos los sentidos que mantienen una correspondencia con sus conocidos de la ciudad de Hamburgo, una trama paralela que permite conocer «qué está ocurriendo entonces en aquella Alemania en la que Hitler acababa de llegar al poder».
Las montañas azules, cuya dedicatoria reza ‘A mi madre, que no pudo estudiar por ser mujer’, es en esencia «una novela escrita en tercera persona que nos traslada a épocas no demasiado lejanas de nuestra historia española, épocas en las que lo medieval, lo supersticioso, el caciquismo y el más absoluto sometimiento de la mujer se daban cita por doquier, muy principalmente en el mundo rural».
La decisión de Begoña Ruiz de dar a la imprenta esta novela la tomó, fundamentalmente, porque «los buenos amigos que la leyeron me dijeron que les había gustado mucho y que merecía la pena que la leyesen otras personas», ánimos que «les agradezco mucho». El resto de obras que tiene escritas, añadió, «creo que están verdes para ser publicadas, por lo que de momento habrán de esperar».