scorecardresearch

Un campeón al ralentí

Diego Izco (SPC)
-

El Real Madrid se acerca al objetivo, pero sigue dando síntomas de agotamiento y deja algunos futbolistas señalados tras el polémico encuentro de Vigo

Un campeón al ralentí - Foto: Salvador Sas

En la particular cuenta atrás hacia el título, el sábado pasado arrancaba con el contador a 19: los puntos que debía sumar el Madrid de los últimos 27 para asegurar el título. Ya solo quedan 16 para lograrlo… pero polémicas al margen (y es difícil huir de ella después de la tarde de penaltis y VAR de Balaídos), la sensación generalizada es que el Real Madrid es un coche al ralentí que llegará a la meta en primera posición solo gracias a la ventaja acumulada.  
El equipo parece descosido. Solo Courtois aguanta el tipo (sus paradas han asegurado más puntos que los goles de Benzema, el otro pilar del futuro título), y la resaca del Celta-Madrid ha dejado tantos señalados como crónicas se escribieron.  

Vinícius

Toda la efervescencia exhibida en el primer tercio de la temporada se ha esfumado, como si hubiesen vuelto las dudas de anteriores versiones de 'Vini': desorientado en la banda, atolondrado en la toma de decisiones. El brasileño, a pesar de la alegría reciente de su estreno goleador con Brasil, no puede esconder que solo 5 de los 17 tantos de la temporada los ha marcado en 2022. De sus 14 asistencias, otras cinco. Si en diciembre había incluso gente preguntándose para qué traer a Mbappé teniendo al carioca, este año se han despejado las incógnitas. 
Los rivales han encontrado la forma de 'sacarle' de los partidos: marcajes intensos, provocaciones a las que entra con demasiada facilidad, más pendiente de lo que sucede en la grada que en el césped, etcétera. A sus 21 años, aprendió a corregir el problema de sus dudas en los últimos metros y deberá solucionar a futuro su forma de comportarse (o reaccionar) sobre el campo. Al descanso de Balaídos, fue el madridista que menos entró en contacto con la pelota; al final, un solo disparo a puerta, los mismos que realizó en el clásico ante el Barça cuando era la gran referencia ofensiva… y uno más que los ensayados ante el Athletic en Copa, ante la Real en LaLiga o ante el PSG el día de la gran remontada: cero intentos. 

Flanco derecho

Otro de los grandes señalados es Carvajal. El lateral derecho fue suplente en favor de Lucas Vázquez, ese parche momentáneo que se 'inventó' Zidane en ausencia del 'dos'… y que ha terminado sentándole en el banquillo. Lucas lleva 1.795 minutos en Liga frente a los 1.809 del madrileño, una diferencia mínima. Su rendimiento defensivo es el origen de las críticas: el último encuentro ante el Barcelona dejó al descubierto su mal estado de forma, perdiendo con Ferrán Torres casi todos los duelos individuales. 
El flanco diestro del Real Madrid centra muchas de las suspicacias de la afición, ya que Ancelotti no ha dado con la tecla en ningún momento de la temporada: descartados Bale y Hazard, Asensio y Rodrygo han pugnado por la punta derecha… y ese vaivén hoy le toca 'recibir' al mallorquín, desaparecido después de un comienzo de año ilusionante (cinco de sus ocho goles). Igualmente, se ha diluido y la salida de Rodrygo evitó males mayores en Vigo. 

Casemiro

El brasileño ha sostenido el triángulo mágico del Real Madrid en el mediocampo, pero parece agotado. Lleva prácticamente toda la temporada por debajo de su nivel, y si alguien necesita piernas en el once blanco es el futbolista que da sentido y equilibrio al bloque. Algunos duelos concretos y recientes (el 1-0 de París o el 0-4 ante el Barça) han mostrado la peor versión de Casemiro en las ocho temporadas que lleva en el Real Madrid. A sus 30 años, el físico es una condición 'sine qua non' en su juego, y el 4-3-3 de Ancelotti se descose con una versión menor del mediocentro brasileño. En Vigo elevó un poco su nivel, pero hay dudas de que pueda mantenerlo en duelos exigentes como el que viene ante el Chelsea.