Policía Nacional y Local intensifican la 'Operación Jaula'

M.M.G.
-

Ambos cuerpos instalan un fin de semana más «controles móviles y de corta duración» para disuadir a los ciudadanos ante posibles desplazamientos

Policía Nacional y Local intensifican la 'Operación Jaula' - Foto: Isabel García

Un fin de semana más, la Policía Local de Ávila y la Policía Nacional de nuestra capital han intensificado la que han bautizado como ‘Operación Jaula’: la instalación de controles de tráfico en diversos puntos de acceso a la ciudad con el fin de confirmar que todos los conductores se encuentran dentro de alguno de los colectivos con permiso de movilidad estos días.
Se trata, tal y como confirma a Diario de Ávila José Antonio Coedo, portavoz del Cuerpo Nacional de Policía en Ávila, de controles «de corta duración y móviles», que ante todo buscan disuadir a los ciudadanos a la hora de realizar posibles desplazamientos innecesarios. Sobre todo con la llegada del fin de semana, cuando las ganas de acudir a una segunda residencia o de visitar a un familiar, por ejemplo, pueden incrementarse.
«Ponemos muchos controles, durante poco rato y los cambiamos continuamente», advierte el agente, que quiere transmitir a los ciudadanos que la presencia de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en nuestras calles son más que visibles.
Aunque sabe, eso sí, que su trabajo está siendo más que facilitado por los abulenses. «La verdad es que la presencia de vehículos es prácticamente nula», alaba a los ciudadanos su colaboración. «Su cumplimiento de las normas está siendo a rajatabla», recalca, y va más allá al asegurar que «el comportamiento de los abulenses está siendo de diez». Y en eso se muestra totalmente de acuerdo José Miguel Jiménez San Millán, jefe de la Policía Local, que aprovecha la ocasión para «agradecer a los abulenses cómo se están portando. Es que nos están poniendo muy fácil nuestro trabajo», se muestra convencido el jefe de los locales, que habla de «muy pocos incumplimientos» de la norma por parte de los ciudadanos. Y para esas personas que han incumplido o que podrían planteárselo, Jiménez San Millán lanza un mensaje. «Les hago un llamamiento para que comprendan la situación que vivimos», reflexiona en alta voz.
Es él el que explica cómo se están llevando a cabo los controles. En esos puntos de control se para a todos los vehículos que pasan por el mismo y son los agentes (hay controles conjuntos de ambos cuerpos y otros en los que estos se dividen) los que comprueban el motivo del desplazamiento de ese conductor y si se enmarca dentro de los servicios esenciales decretados. «Muchas empresas han facilitado a sus trabajadores justificantes», explica el agente. Y sobre las personas que puedan estar desplazándose a un servicio médico, se les pide que lo acrediten de alguna manera. «En definitiva, son los agentes los que valoran cada una de las situaciones», apostilla el jefe de la Policía Local.