La Tercera respira... de momento

A.S.G.
-

La RFEF y las Territoriales dejan el regreso del fútbol no porfesional en manos del CSD y las autoridades sanitarias de cada Comunidad. Se habla de prontitud pero la 2020-21 sigue sin fechas claras de inicio

La Tercera respira... de momento - Foto: David Castro

El fútbol no profesional respira aunque con  cautela. Al menos de momento después de un fin de semana de mucho ruido en el que había corrido como la pólvora la posibilidad de que la reunión que este lunes entre la RFEFcon las Territoriales diera como resultado el retraso del inicio de la temporada 2020-21 al mes de enero. Finalmente no ha sido así, aunque el escenario que ha quedado tras la misma sigue sin ser nada claro.
Bien es cierto que la RFEFy las Territoriales manifiestan, según el comunicado emitido tras la reunión, su determinación por iniciar cuanto antes las competiciones, pero acuerdan que sean las autoridades sanitarias y deportivas competentes –estatal o autonómica, según la competición– las que determinen el marco jurídico y sanitario para hacerlo. Dicho de otro modo, la pelota pasa al tejado del CSDy las Comunidades Autónomas de cara a una temporada 2020-2021 que sigue sin una fecha fija de comienzo más allá de la «intención» de la RFEF de comunicar a los clubes «el comienzo de la temporada con al menos 30 días de antelación, una vez haya un protocolo nacional aprobado por los poderes públicos competentes» acuerdan en un escenario que sigue sin convencer del todo a clubes como Real Ávila, Diocesanos o Cebrereña, cuya competición, Tercera División, queda en manos del CSD. En el caso de las competiciones de ámbito autonómico «la RFEF junto con las Federaciones Territoriales de Fútbol han acordado por unanimidad trabajar con el objetivo necesario de que cada una de ellas concrete con las autoridades deportivas y sanitarias de su Comunidad Autónoma cuáles son los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones que compete organizar a las FFTTs y que puedan iniciarse en el momento en que las autoridades autonómicas les autoricen a ello» explica el acuerdo.
Es el acuerdo con el que finalizaba una reunión a la que miraba con atención el fútbol no profesional después de un fin de semana en el que se había apuntado desde diversos ámbitos que las competiciones se iban a retrasar hasta enero de 2021. «Es completamente falso que la RFEF haya propuesto retrasar el inicio de las competiciones deportivas al mes de enero o más adelante» aclara la Federación ante lo que considera una campaña de falsedades «orquestadas con el objeto de desacreditar, desinformar y crear incertidumbre. En este caso, además, es aún más patente puesto que la RFEF acordó un marco de actuación global junto a otras ocho federaciones deportivas españolas que nada tiene que ver con lo publicado este fin de semana por algunos medios» apuntan desde la federación.
Considera la Real Federación Española de Fútbol «imprescindible» disponer de las máximas garantías para comenzar de inmediato las competiciones de la próxima temporada y aboga, junto al resto de federaciones de deportes de equipo, por un plan transversal avalado por los poderes públicos que ofrezca esas garantías sanitarias y jurídicas para los jugadores y resto de actores, los responsables de los clubes y los organizadores.
Defiende la RFEF que sus decisiones vienen en todo momento motivadas por la «preocupación» por la salud de todos sus federados y gentes del fútbol, la misma preocupación «que ahora nos mueva a todos sin excepción y sigamos todos defendiendo que en estos momentos la seguridad sanitaria es esencial y que ello debe ser compatible con la vuelta a las competiciones de manera inminente. No se nos escapa la delicada situación que puede acarrear tanto a las federaciones deportivas españolas como a sus respectivas Territoriales y a los clubes y deportistas que pertenecen a ellas.  Son muchas las familias cuyos sus ingresos dependen de puestos de trabajo en este sector. Por eso es más importante que nunca volver a la competición con garantías sanitarias y jurídicas y hacerlo lo más pronto posible».
Un escenario nada claro. Seguían muy de cerca lo que pudiera ocurrir en la reunión de este lunes clubes como el Real Ávila, Cultural Deportiva Cebrereña o Colegios Diocesanos. Bien es cierto que ya no se habla de enero, pero «no deja nada claro. Si el CSDdice que no se inicia, no se inicia» explica Carlos González, director deportivo del Real Ávila, para el que el anuncio realizado es insuficiente después de un fin de semana de mucho ruido. «Ni siquiera se marca una posible fecha, sólo que se avisará con 30 días de antelación». Se rebaja la tensión pero la preocupación sigue presente. «La mayoría de clubes tenemos que afrontar unos gastos, contratos, sueldos... Para el 90 por ciento de nuestros jugadores son sus ingresos y la gente tiene que comer».
Similar visión en el Colegios Diocesanos. «Por lo menos no se ha aplazado hasta enero, aunque veremos si realmente se empieza en septiembre» analiza José Alberto Fernández Somoza, entrenador del Colegios Diocesanos. No tiene claro el inicio de la competición pero mucho menos las condiciones para comenzar a entrenar. «Onos ayudan y dotan de medios o será muy complicado empezar a entrenar ya mismo con las mínimas condiciones de seguridad» advierte. De previsión habla Pepe García, entrenador de la Cebrereña. Sin fechas «al final no tienes previsión de nada» explica el técnico después de conocer el comunicado de la RFEFy tras un fin de semana en el que «se hablaba del mes de enero como algo salvador pero nadie lo sabe. Nadie puede asegurar que por retrasar el el inicio a enero podamos acabar la competición».