scorecardresearch

Alegaciones para optar a las ayudas por Filomena

Redacción
-

El subdelegado del Gobierno, Fernando Galeano, explica que el Ayuntamiento de Ávila no apareció entre los beneficiarios de las subvenciones porque «no se recibió la solicitud para la convocatoria» de las mismas

El portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ávila, José Ramón Budiño, ha confirmado que el Consistorio abulense ha presentado alegaciones por quedarse fuera de las ayudas por el temporal Filomena, con el objetivo de que pueda optar finalmente a la subvención solicitada para ayudar a afrontar unos gastos provocados por los daños de ese temporal, que rondan los 2,2 millones de euros. «El Ayuntamiento de Ávila ha presentado las alegaciones en el ministerio vía Secretaría de Estado, y a partir de ahí vamos a ver cómo avanza todo el proceso», informó Budiño, quien aclaró que en ese escrito se aportan «una serie de situaciones y circunstancias por las cuales el Ayuntamiento quedó fuera de esas ayudas. Queremos saber cuáles fueron los trámites que incumplió el Ayuntamiento, de ahí que no hayamos entrado en esas subvenciones. La comunicación con el ministerio es permanente y esperamos que pueda subsanarse esta situación y que no se vuelva a repetir. Ahora ya solo nos queda esperar a la resolución del ministerio».

Sin solicitudes. Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Ávila, Fernando Galeano, aseguró en una entrevista en Onda Cero que el Ayuntamiento se quedó fuera de esas subvenciones porque «no se recibió la solicitud para la convocatoria de esas ayudas. No se hizo efectiva». En cualquier caso tanto la solicitud como las alegaciones las tramita, recordaba, directamente el Ministerio ya que la labor de la Subdelegación en este asunto hace ya tiempo que terminó.

Sobre si hay posibilidad de que una vez presentadas las alegaciones el Ayuntamiento pueda recibir la ayuda afirmó Galeano que «no puedo dar respuesta a esa pregunta;es una cuestión del ministerio porque es quien se encarga de gestionar la tramitación de la solicitud de las ayudas y, en su caso, de los recursos que pudieran presentarse».

En ese proceso administrativo la Subdelegación ya no tiene protagonismo, tan sólo lo tiene en los momentos previos «incluso a que se convoquen las ayudas siquiera» y en cuestión sobre todo de previsión de gasto para la convocatoria.

Cuando la Subdelegación se da cuenta de que el Ayuntamiento de Ávila no concurrió ya «es tarde» porque el plazo ha terminado y es que «la tramitación se hace a través de una plataforma y directamente con el ministerio. Nosotros en la Subdelegación no tenemos constancia en tiempo real».