scorecardresearch

El fuego de la Culebra se descontrola tras arrasar 11.000 ha

SPC
-

El incendio que afecta al noroeste de Zamora se recrudece y acelera su avance avivado por el viento y el calor extremo, lo que ha obligado a intervenir a medios de cinco comunidades, la UME y el Ministerio

Dos vacas pasean por los restos calcinados de una granja en la comarca zamorana de Aliste. - Foto: Ical

Once mil hectáreas abrasadas por las llamas, once pueblos desalojados y más de 800 personas viviendo fuera de sus casas.Este es el trágico balance que dejó ayer el incendio que asola sin control desde hace dos días la Sierra de la Culebra, en el noroeste de Zamora, y que este viernes vivió una jornada de especial crudeza ante unas condiciones meteorológicas extremas que dejaron 30 kilómetros por hora, con comportamientos erráticos y con rachas de hasta 70 kilómetros por hora que no hicieron sino azuzar la destrucción del fuego. De hecho, desde la Junta avisaron que el análisis de la situación de la atmósfera  predice un alto potencial convectivo, lo que hace esperar «un comportamiento explosivo» del incendio.

El fuego, el tercer peor de la historia de Castilla y León desde que hay datos, sigue descontrolado y con las labores de extinción complicadas por las fuertes rachas de viento y la sequedad del ambiente. Al cierre de esta edición, más de 400 personas de cinco comunidades autonomas, la UME, y el Ministerio, trabajaban en los 64 kilómetros de perímetro que tenía el incendio y que han obligado a cerrar varias carreteras de la zona. Sobre el terreno están trabajando 92 medios, de los que 23 son aéreos, concretamente, 17 helicópteros  procedentes de Castilla y León, Galicia, Castilla-La Mancha y Madrid, cuatro aviones y dos aeronaves de coordinación. 

De hecho, la situación podría empeorar en las próximas horas, ya que se esperan vientos de hasta 70 kilómetros hora con cambios bruscos de dirección, con alta probabilidad de tormenta pero con escasa precipitación. Unas llamas que se extienden por la Sierra de la Culebra, que está considerada la cuna del lobo ibérico, y cuenta con amplias poblaciones de cérvidos y otras especies de fauna y forma parte de la reserva de la biosfera Meseta Ibérica.

Dos vacas pasean por los restos calcinados de una granja en la comarca zamorana de Aliste. Dos vacas pasean por los restos calcinados de una granja en la comarca zamorana de Aliste. - Foto: Ical

Aunque el fuego no llegó a los cascos urbanos de las ocho localidades desalojadas, sí que ha causado daños en granjas, cultivos e infraestructuras de telecomunicaciones y viarias, con tres carreteras autonómicas y provinciales cortadas y dos de la red estatal, la Nacional 122 en la zona de Alcañices y la Nacional 631 entre Ferreras de Abajo y Tábara, con desvíos operativos por el incendio. 

Así, a lo largo de la jornada de ayer fue necesario evacuar más de 800 vecinos de las localidades de Cabañas de Aliste, La Torre de Aliste, Pobladura de Aliste, Mahíde, Palazuelo de las Cuevas, San Pedro de las Herrerías, Boya, Cional, Codesal, Villanueva del Valrojo y Villardeciervos, de los que medio millar se encuentran alojados en centros habilitados en Alcañices y Camarzana de Tera.

El resto de la población desalojada se trasladó a lugares particulares de familiares o, en el caso de los mayores de la residencia de Villardeciervos, a otra ubicada en La Bañeza.

Copernicus

A última hora de la tarde de ayer, la Delegación del Gobierno solicitó al Ministerio del Interior la activación del sistema Copernicus para obtener información geoespacial por satélite de la situación de los incendios de Zamora. Este programa está coordinado y gestionado por la Comisión Europea, y sirve para proporcionar datos globales medioambientales en tiempo casi real, mediante observaciones in situ y por satélite de las zonas afectadas por las llamas en el noroeste de la provincia zamorana.  

Por otra parte, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital trabaja para restablecer cuanto antes las infraestructuras de telecomunicaciones que resultaron dañadas en Riofrío de Aliste, según informa la Agencia Ical. Además, integrantes de la Red Nacional de Radio de Emergencia, de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, procuran establecer una red alternativa de comunicaciones para que todos los medios humanos que trabajan en la extinción del incendio puedan estar en contacto permanente.

Ya es el tercer peor incendio de la historia de Castilla y León

Las llamas que asedian el noroeste de Zamora van camino de lograr un triste récord y convertirse en uno de los peores incendios de la historia de Castilla y León. Las casi 11.000 hectáreas abrasadas en apenas dos días lo sitúan, en este mismo instante, como el tercer –le faltan menos de 500 hectáreas para serlo– peor de la Comunidad desde que hay datos. Un triste ranking que encabeza el fuego que el pasado año se llevó por delante 22.000 hectáreas en la zona de Navalacruz, en Ávila, en el considerado como cuarto peor incendio de toda la historia de España, y que supuso una devastación sin precedentes en Castilla y León.

En segundo lugar están las llamas que en agosto de 2012 arrasaron más de 12.000 hectáreas en Castrocontrigo, en el suroeste de la provincia de León. Por detrás del caso zamorano, el municipio salmantino de Agallas ocupa el cuarto puesto a cuenta del incendio ocurrido hace ya casi dos décadas –en 2003– y que calcinó 11.500 hectáreas de terreno charro. El quinto en discordia es el siniestro que en 2017, y también en la provincia de León, devoró 10.000 hectáreas forestales en la zona La Cabrera. Cuatro grandes fuegos que han marcado un antes y un después para estas comarcas, y a la que tristemente parece que se unirá el noroeste zamorano.