Más de 8.000 alumnos inician clases en ESO y Bachillerato

D.C
-

La segunda cita en el calendario de vuelta a las aulas para el curso 2020-2021 llenó ayer una treintena de centros en los que la normalidad fue la nota dominante

Más de 8.000 alumnos inician clases en ESO y Bachillerato - Foto: Isabel García

GALERÍA

Inicio de las clases ESO y Bachillerato

Con normalidad y los sensibles cambios en distribución de espacios y movimientos que para luchar contra el contagio de la covid-19 se han desarrollado en todos los centros educativos, igual que el miércoles de la pasada semana ocurrió en los colegios de Infantil y Primaria, echó este lunes a andar en Ávila –lo mismo que en el conjunto de Castilla y León– el curso académico 2020-2021 para los alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato ordinario y nocturno, y el segundo curso de los ciclos formativos de Grado Superior de Formación Profesional Inicial y los segundos cursos de los Ciclos Formativos de grado medio y superior de las enseñanzas profesionales de Artes Plásticas y Diseño.
En total, según informaron fuentes de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, volvieron ayer a clase tras seis meses de ausencia algo más de 8.000 alumnos de esos cursos, repartidos en una treintena de centros repartidos por toda la provincia.
Esos estudiantes, sumados a los casi 13.000 que volvieron a las aulas el día 9 de septiembre conforman el grueso de los 23.280 que, según datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León, llenarán las clases en nuestra provincia en este curso (en todos los niveles) que comienza con la incertidumbre de ver cómo le afectará la continuidad de la pandemia.
Igual que ocurrió con los centros de Infantil y Primaria, en los que acogen las enseñanzas que ayer recibieron a sus alumnos se han establecido unos protocolos destinados a minimizar el riesgo de contagio de coronavirus tanto entre alumnado como entre el profesorado y el personal que allí trabaja.
Desde la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, tal y como se puso de manifiesto la pasada semana, se ha querido agradecer a toda la comunidad educativa en general, y a los equipos directivos de los centros en particular, el trabajo llevado a cabo para que el inicio de curso pudiese hacerse con el máximo de garantías, así como destacar el hecho de que el curso 2020/2021 haya podido comenzar de manera presencial.
En ese mismo sentido, se hizo una llamada tanto a la tranquilidad como a la responsabilidad, para que la suma de esfuerzos de todos los integrantes de la comunidad educativa ayude a que la ‘relativa normalidad’ con la que ha comenzado este curso pueda dilatarse lo máximo en el tiempo.