Nueva oportunidad para destacarse

Agencias
-

Con la general más apretada que nunca, Dovizioso marca el ritmo en un circuito que no le beneficia

Nueva oportunidad para destacarse - Foto: AFP7 vía Europa Press

El Gran Premio de Cataluña de MotoGP, que este fin de semana se disputa en el circuito de Barcelona en Montmeló, representa una nueva oportunidad para destacar o destacarse, algo que hasta la fecha no ha conseguido ninguno de los principales candidatos al título de la categoría tras la ausencia por lesión del español Marc Márquez (Repsol Honda).
El italiano Andrea Dovizioso (Ducati) llega como líder a la carrera de Cataluña, un escenario que no se les suele dar mal a los representantes de Borgo Panigale, aunque en el caso del piloto de Forli solo ha vencido en 2017, siendo los representantes de Yamaha los que más veces han vencido en ese escenario, en particular el ya retirado Jorge Lorenzo, pero también el italiano Valentino Rossi.
Sin embargo, esa es la mera teoría pues en la práctica, en el momento actual, a Cataluña llegan cuatro pilotos separados por escasamente cuatro puntos, la igualdad es el gran denominador común en la actual temporada y ello ya es indicativo más que suficiente como para no poder señalar ningún candidato claro, máxime cuando la temporada ha registrado seis vencedores en siete carreras.
Así las cosas, Andrea Dovizioso es uno de los aspirantes a la victoria, que le vendría muy bien para ampliar su ventaja en la clasificación, pero enfrente tendrá a toda la amplia representación de Yamaha, que es la marca que más veces ha ganado en la presente temporada y cuenta con la mejor plantilla de pilotos para un trazado como el catalán.
las referencias. Dovizioso se las tendrá que ver tanto con el francés Fabio Quartararo como con el español Maverick Viñales, que conocen muy bien el trazado español y por las características de sus motos pueden obtener un buen rendimiento y llegado el ecuador del campeonato todos los puntos van a ser importantes para conseguir el objetivo final del título, en el que hasta ahora no hay ningún nombre propio que destaque por sí mismo.
Dovizioso, Quartararo y Viñales parecen ser los principales referentes, pero desde luego no los únicos, y habrá que tener en cuenta a los italianos Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1), que ya ganó en San Marino y es quinto del mundial y a Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), que aunque no ha ganado ninguna carrera desde 2017, el trazado de Montmeló es uno de los que se adapta muy bien a sus característica de pilotaje.
Los pilotos de Suzuki, en particular Joan Mir, que es quien parece estar en mejor momento de forma, también deben estar en la relación de aspirantes pues la GSX ha demostrado ser una moto muy equilibrada, sino la que más de la categoría.
Además, Mir, llega a una de las carreras ‘de casa’, tras hacer un segundo puesto en Misano, en donde ha protagonizado espectaculares adelantamientos de última vuelta por el interior a todo un Rossi y a Quartararo, y sólo le falta la guinda de la victoria para postularse como lo que ya es, un claro aspirante al título.