391 accidentes con animales implicados, en vías abulenses

I.Camarero Jiménez
-

Es el balance que deja 2020 en las carreteras de la provincia. Ávila es la que mejores datos presenta de toda la región en un año en el que además reduce en un -7,6% el número de percances

391 accidentes con animales implicados, en vías abulenses - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Los accidentes en carretera en los que se vieron involucrados animales en la provincia de Ávila fueron a menos durante el pasado año 2020. De hecho disminuyeron de los 423 registrados en 2019 a los 391 del año que acabamos de cerrar, un -7,6%. Buenas noticias que son mejores si tenemos en cuenta que Ávila es la provincia que menos siniestros de este tipo ha tenido hasta diciembre.

Además se encuentra a una distancia importante de la siguiente provincia que es Salamanca y sus 547 siniestros (que también son menos que el año anterior cuando registró 615). 

A la cabeza, en lo que a siniestralidad en carreteras por la presencia de animales  se refiere, está Burgos con 2.273 accidentes y León, con 1.988. Además se da la circunstancia que en León y pese a las restricciones de movilidad se produjeron 100 accidentes más que el año 2019. De hecho sólo en León y en Segovia han aumentado los siniestros (en Segovia pasan de 718 a 740).

Lógicamente son los animales silvestres los que más accidentes causan tanto a nivel regional como por provincias. En el caso de Ávila el ‘culpable’ de prácticamente 1 de cada dos accidentes es el jabalí, ya que de 391 siniestros estuvo presente en 181 (el 46,3% del total).  Sin embargo a nivel regional muy por delante del jabalí hay otro ‘culpable’ y ése es el corzo ya que causó 5.143 siniestros de 9.772, el 52,6%; a continuación, ya sí, se sitúa el jabalí como el animal más problemático por su presencia en las carreteras y causó 2.851 siniestros del total regional, el 29,2%.

En el caso de Ávila los papeles se intercambian y el corzo estuvo detrás también de un número importante de accidentes viales y ocasionó 75, esto es, el 19,2%. 

Hay que destacar que los animales silvestres estuvieron presentes en 326 de los 391 siniestros en carreteras abulenses (el 83,4%); mientras que los animales domésticos estuvieron en 53, (el 13,5%) y en 12 siniestros no se pudo identificar al animal (en torno al 3,1%).

Tras el jabalí y el corzo el siguiente en la lista de los más conflictivos en Ávila es el ciervo, con 32 accidentes, el 8,2% y a continuación se sitúa el zorro, con 26 accidentes (el 6,6%). 

Ejemplares caninos irrumpieron en la vía en 25 ocasiones en los que se produjeron accidentes, 12 más eran animales vacunos, cinco equinos, cuatro, ovinos y siete, de otros tipos.

También hubo en el apartado de animales silvestres implicados 24 siniestros en los que no se determinó que animal lo causó.

 



Las más vistas