scorecardresearch
Vicente García

El buitre de colores

Vicente García


Abastecer desde Fuentes Claras: “Buff, no sé yo”...

11/08/2022

Hace sólo unos días me han comentado que se aprobaba ya el proyecto de abastecimiento de agua desde el embalse inmundo de Fuentes Claras. Y aunque mi capacidad de asombro carece ya de límites, no alcanzo a comprender cómo la denominada "mesa de expertos del agua" puede aprobar o consentir semejante despropósito. ¿Tal vez algunos de ellos tienen las pituitarias obstruidas o nublada la vista?

El darnos a beber desde un embalse que actualmente según datos oficiales del Ministerio de Transición Ecológica está contaminado por nitratos no parece buena idea. También me sorprende que desde otros organismos locales ignoren la realidad confirmada por los análisis hechos públicos desde el MITECO.

Pero no hace falta ser un técnico o experto para ver que ese líquido es, como poco, asqueroso en todos los sentidos. Sólo hay que darse una vuelta desde el Puente Adaja río abajo hasta el pantano y aspirar los pestilentes efluvios del líquido que discurre por el cauce, donde cada vez que llueve con mediana intensidad seis o siete alcantarillas "revientan" en toda la zona y lanzan al Adaja aguas residuales mezcladas con las pluviales, pudiendo contemplarse cómo todo tipo de residuos fecales y detritos van a parar al cauce y se depositan después en Fuentes Claras. Eso sin contar la incapacidad del embalse de las tormentas para retener toda la porquería restante que no haya salido por las mencionadas tapas de alcantarilla levantadas por la presión del agua.

El reciente y cada vez más frecuente episodio de cianobacterias tóxicas en el reculaje de Las Cogotas, donde vierte el agua de Fuentes Claras y el emisario "limpio"de la depuradora de residuales es otro claro ejemplo de la pésima calidad del líquido de nuestro río ya de por sí bastante tocado y que "agoniza" cuando atraviesa nuestra ciudad.

A veces me pregunto si alguno de esos "asesores" hacen los estudios desde la mencionada "mesa" y nunca han ido a dar un paseíto por la zona y observar, ver y oler semejante líquido; además de ignorar por completo los datos de otros expertos que han confirmado de forma oficial la contaminación por nitratos y la explosión de cianobacterias como consecuencia de los mismos y las aguas residuales vertidas al cauce de forma puntual, pero con excesiva frecuencia.

Pienso que muchos abulenses pensarán que abastecernos de agua desde un lugar declarado oficialmente contaminado no es la mejor idea, al menos en el estado actual.

La falta de una red de aguas pluviales separada de las residuales sería la mejor solución "a futuro", pero hay que reconocer que es algo complejo y, por lo que aprecio, con nulo interés por parte de nuestros políticos locales de casi todos los colores y tendencias. El problema viene de hace muchos años, tampoco hay que culpar a la actual corporación, aunque sí es la que junto con otros nos quieren dar a beber semejante caldo. Eso sí, por supuesto que será con las garantías sanitarias pertinentes. Nadie lo duda, ya que a base de químicos y tratamientos varios lo harán potable. Al menos ellos han hecho una conexión con alguno de los sondeos en El Soto...

Y he visto también en los medios una propuesta de otro grupo político para convertir ese embalse maloliente como lugar de ocio para los abulenses. ¡Otros con las pituitarias atrofiadas y que nunca se han pasado por allí! Está claro que ni han visto ni olido el panorama sobre el terreno. Que unos y otros se den un bañito allí y traguen agua mientras nadan a ver qué opinan...

Por supuesto sería una idea genial ya que en su día fue concebido para ello; incluso se creó una playa artificial, se pusieron duchas, etc. Pero por favor ¿quién se va a querer bañar o realizar deportes acuáticos en semejante asquerosidad? Primero habría que solucionar el gravísimo problema del vertido de alcantarillas de aguas fecales al cauce y mejorar bastante la calidad de nuestro agonizante río, algo que no he visto en ningún proyecto ni presupuesto de los que se han barajado, porque aunque se aumentara la capacidad del tanque de las tormentas, si las alcantarillas siguen rebosando mierda con la lluvia, aguas arriba, allí quedará embalsada ambientando el entorno con su pestilente aroma.

Este pequeño embalse que tenemos a los pies de la ciudad y el de Las Cogotas un poco más abajo sí serían lugares ideales para abastecimiento, el ocio y un atractivo para los ciudadanos, pero primero hay que solucionar el grave problema de contaminación de un río por cuya orilla parece que muy pocos de nuestros representantes políticos pasean, y algunos de los denominados "expertos" no parecen serlo tanto. :-)