Circulaban a 231 y a 191 km/h

P.R.
-

La guardia civil investiga a dos conductores que circulaban a esas velocidades en la AP-51 y en la N-601

La Guardia Civil investiga a dos conductores que circulaban a 231 y a 191 kilómetros por hora en carreteras de la provincia de Ávila. El primero en la autopista AP-51, y el segundo en la N-601. Los dos condu tores fueron ‘pillados’ los días  28 y 30 de julio de 2020. El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T.) del Subsector de Tráfico de Ávila, ha procedido a la investigación de estos dos conductores, a los que se  les relaciona con delitos Contra la Seguridad Vial, enmarcados dentro del artículo 379.1 del Código Penal.
Los delitos que han motivado estas actuaciones han consistido en la circulación a velocidad superior en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente. El primer investigado fue detectado circulando a una velocidad de 235 km/h en la autopista de peaje AP-51, donde el límite de velocidad es de 120 km/h, y el segundo investigado circulaba a 191 km/h por la N-601, donde existe una limitación genérica de 90 km/h. Se ha dado conocimiento de los hechos a la autoridad judicial y al ministerio fiscal. 
Indican fuentes de la Guardia Civil que ante las fatales consecuencias que comporta para la Seguridad Vial, toda vez que un alto porcentaje de los accidentes de circulación tiene como causa directa la velocidad (excesiva o inadecuada), los agentes de la Guardia Civil de Tráfico controlan estos excesos de velocidad en las carreteras de la provincia, tanto en los tramos que presentan un especial riesgo de producción de accidentes como en los que generan peligros para las personas o resto de los usuarios, coordinándose para ello las acciones de todos los componentes del Subsector de Tráfico en la detección de este tipo de conductas.
La Guardia Civil recuerda que el Código Penal en su Artículo 379 establece que «el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en 60 Km./h en vía urbana o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años».