Propósitos de 2021 para la salud femenina

Europa Press
-

Existen varios chequeos médicos que las mujeres no deberían dejar pasar en función de su edad e historial sexual o clínico. El nuevo año es un buen momento para apuntarlos en la agenda

Propósitos de 2021 para la salud femenina

Por pereza, por desidia, por olvido, por descuido... Hay decenas de excusas para posponer los chequeos médicos, pese a que uno sepa la importancia de los mismos para la prevención detección precoz e muchas enfermedades. Por eso, entre los propósitos para 2021, el Instituto Palacios recuerda que las mujeres se deben realizar un control ginecológico anual, básico para el cuidado del cuerpo y la salud reproductiva.

«Es necesario que muchas mujeres tomen conciencia sobre la importancia de hacerse este tipo de revisiones», insiste el doctor Palacios, director del centro.

Según la última encuesta de Ipsos Global Advisor, el 19 por ciento de las mujeres en España afirma no haber ido nunca al ginecólogo, pese a que este tipo de reconocimientos varían en función de parámetros como la edad, historia sexual o clínica de la paciente. El control de la salud de la mujer comienza a hacerse, siempre que no existan anomalías previas, cuando tiene entre 13 y 14 años. «La pandemia no puede ser una excusa para no realizar los controles. Los centros especializados cuentan con todas las medidas de seguridad, protección e higiene para estos exámenes tan importantes», asegura el doctor Palacios.

Revisión ginecológica

Según el Instituto Palacios, la revisión ginecológica es la mejor forma de detectar quistes, fibromas y enfermedades de transmisión sexual.

En el caso de las jóvenes de 13 a 15 años es recomendable hacer un examen pélvico para examinar la vulva, los órganos reproductivos internos, realizar el primer control menstrual, la primera citología y administrar la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH).

Citología

Este un examen rápido que no produce dolor. Se trata de uno de los chequeos médicos más importantes para la salud de la mujer y debe realizarse según protocolos y características de la paciente.

Consiste en tomar una muestra de las células del cérvix con el objetivo de buscar alteraciones que pudieran derivar en patologías, como el cáncer cervicouterino o aquellas causadas por el virus del papiloma humano (VPH). En sus estadios más iniciales, los expertos indican que el cáncer de útero no suele presentar síntomas. Es por ello que las citologías vaginales, sobre todo en mujeres sexualmente activas, son «tan importantes».

Mamografía

Otro chequeo «imprescindible». Desde el instituto indican que es un procedimiento rápido y seguro, la herramienta más eficaz para detectar patologías como el cáncer de mama. De esta manera existen menos posibilidades de necesitar un tratamiento agresivo como cirugía de extirpación o quimioterapia. «A partir de los 40 años, las mujeres deberían hacerse una mamografía con regularidad», apunta el doctor Palacios.

Densitometría ósea

Esta prueba determina la densidad mineral de los huesos. Permite conocer su estado y el diagnóstico temprano de la osteoporosis para prevenir fracturas por este motivo.

La descalcificación de los huesos, detallan, es una enfermedad caracterizada por una pérdida progresiva de calcio y un descenso de la masa ósea.

«La densitometría está presente con mayor frecuencia en las mujeres postmenopáusicas, por lo que se recomienda empezar a realizarse este examen a partir de los 45 años». Asimismo, los expertos recomiendan que se realicen esta prueba las mujeres con menopausia temprana, que tengan antecedentes familiares o que hayan utilizado prolongadamente corticoides.



Las más vistas