scorecardresearch

De Heidi a los Beatles, el disco sigue muy vivo

M.E
-

El Hotel Reina Isabel de la capital abulense acogió una nueva edición de la feria que ofrece miles de referencias en vinilos y CD para alegría de los amantes de la música, que no faltaron a la cita, rebuscaron y compraron

De Heidi a los Beatles, el disco sigue muy vivo - Foto: David González

UN hombre pide algo de Los Planetas mientras una joven que parece veinteañera pregunta al organizador por un vinilo de Rick Astley que cumpla una condición, incluir la canción Never gonna give you up. No tiene suerte (cosa rara con todo lo que hay), pero a cambio se lleva un disco de la serie Heidi bajo el brazo. «Me crié con ello», dice. A la hora de pagar  los tres euros el vinilo se le cae y se rompe, pero José Ricardo, el promotor de la feria, se lo regala y le promete traer más en su próxima visita a Ávila. Ella acepta a regañadientes pero como parece dispuesta a comprar y a colaborar con la cultura se da media vuelta y vuelve a rebuscar en las cubetas, en este caso en la de los singles. Encuentra dos de su gusto, uno con la canción de La Familia Telerín y otro con un tema que sale en una serie de Netflix. Difícil no encontrar algo entre las miles de referencias de vinilos y CD que llenan una sala del Hotel Reina Isabel de la capital abulense.

Es la Feria del Disco y del CD, que ayer domingo volvió a la ciudad para alegría de los amantes de la música, que son muchos. La sala está animada y la gente, de todas las edades, parece dispuesta a curiosear pero también a comprar. Con pasar unos minutos en esa habitación que rezuma música te queda claro que el disco sigue muy vivo, por mucho que hoy en día las plataformas y las aplicaciones hayan facilitado y cambiado la forma de consumir canciones. Parece que mucha gente todavía quiere tener su LP, su EPo su single en formato físico, quiere llevarse ese grupo que le gusta, ese disco que le marcó o el que nunca llegó a tener. José Ricardo lo confirma y explica que no hay un perfil claro de cliente. «Hay de todo, gente que viene a por lo clásico, pero también a por bandas sonoras o novedades, que también tengo». 

Y en lo clásico nunca fallan los Beatles, los Rolling,  Elvis, Abba o Frank Sinatra, por poner ejemplos del exterior, o Bunbury si hablamos de música nacional. Alaska, Luz Casal, Camarón, Siniestro Total... hay hasta música clásica, aunque «menos, porque tiene menos demanda». «Heavy, punk, de los años 60 y 70 americana, música inglesa, de los 80 de todo, música negra, reggae, blues, ska, disco....», el abanico es tan amplio como el tipo de cliente.

 Miguel se lleva una buena ración de discos, entre vinilos y CD, y eso que confiesa que viene de comprar libros en el mercadillo de Huellas. Explica que empezó con su colección de vinilos en el confinamiento, como la mejor compañía, y aunque entonces pedía on line, le encanta acudir a las ferias siempre que puede. «Mirar las cubetas es mucho más emocionante. Yo tenía muchos CD y me gusta comprar los clásicos en vinilo y los discos que escuchaba de adolescente en CD», cuenta. The Beatles o Bob Dylan no faltan en su estantería, aunque también novedades, que «también me gusta comprarlas en vinilo, también por el elemento visual de los discos», nos cuenta.