scorecardresearch

El PP ve la garnacha como "tractor» para emprendedores

M.M.G.
-

El candidato del Partido Popular a las Cortes se acercó a conocer el proyecto de la bodega Comando G, en Villanueva de Ávila

El PP ve la garnacha como "tractor» para emprendedores

Los cabezas de lista a las Cortes de Castilla y León por Ávila del Partido Popular, con José Francisco Hernández Herrero como primera espada, visitaron este miércoles la localidad de Villanueva de Ávila para conocer en primera persona el proyecto enológico puesto en marcha por la bodega Comando G, inserta en la DOP Cebreros.

Una visita con la que los populares quisieron personalizar el apoyo que, aseguran, su formación presta y prestará al sector agroalimentario, en este caso, al del vino.

«Es sumamente importante tener estas bodegas de altísima calidad, que van a tener, además, un efecto tractor de otros emprendedores que están viendo que aquí se produce un vino magnífico», argumentó el candidato delPP de Ávila, que considera que el vino «va a ser generador de riqueza» por lo que, adelantó, «vamos a apoyarlo, a ayudarlo».

Hernández Herrero, que como el resto de candidatos estuvo acompañado en su visita por Daniel Landi, copropietario de la bodega Comando G, y de Julio Sánchez, alcalde de Villanueva, destacó el «magnífico trabajo» que éste último está haciendo en la zona junto con la DOP Cebreros. «Teniendo en cuenta los valores endógenos de la misma y produciendo un vino de altísima calidad que se enmarca en esa marca de garantía que es la DOP Vino de Cebreros y en la que la Junta ha tenido tantísimo que ver», hizo un guiño así a la institución para la que ha trabajado durante los últimos años.

«Fue un trabajo arduo, de hace años, que conozco muy bien», volvió a poner en valor Hernández Herrero su paso por la Delegación Provincial, «y que tuvo como consecuencia este proyecto magnífico, que es un proyecto nuestro, de Ávila, que tiene un paso firme y decidido como generador de empleo y de oportunidades».

Llegados a este punto, el candidato popular habló de cómo esa defensa de «lo nuestro, de lo endógeno» va a ser una de las líneas de su programa electoral de cara a las elecciones del 13 de febrero.

«La industria agroalimentaria, los productores, tienen que tener un marco muy favorable tanto de los incentivos como desde el punto de vista de la facilitación de la burocracia de todos los trámites administrativos que hay que llevar a cabo para que su actividad sea lo más llevadera posible», prosiguió con su argumentación Hernández Herrero, para el que con el éxito de los emprendedores de esta industria «nos beneficiamos todos».

«Por lo tanto, es obligado desde el punto de vista de las administraciones públicas, de la Junta, que se siga protegiendo, que se siga impulsando», se refería al sector del vino para el que, se mostró esperanzado, «no sea necesario dentro de diez años este acompañamiento».

«En este proyecto tenemos mucha ilusión porque es absolutamente abulense», se refirió ya concretamente a la bodega Comando G.

«Es un gran vector de desarrollo para la industria agroalimentaria.representa el futuro de Ávila y de muchos jóvenes que van a encontrar una oportunidad a través del vino», dijo en relación a Comando G, cuyo copropietario presentó a sus visitantes un proyecto que se remonta al año 2009 y que, recalcó, tiene visos de futuro a largo plazo. No en vano, adelantó, están trabajando con geólogos y climatólogos para encontrar los mejores parajes en los que plantar viñas que puedan dar sus frutos dentro de cien años.

«Somos unos privilegiados, porque tenemos una región maravillosa y con potencial para hacer grandes vinos a nivel mundial y ésa es nuestra vida», habló de su proyecto con emoción y habló del vino como «un agente de cambio» que puede llegar a revertir el éxodo del mundo rural de hace décadas. «El vino puede ayudar a recuperar los pueblos».

Por su parte, el presidente de la DOP Rafael Mancebo, quiso recordar a aquellos que hace muchos años, dijo, se dieron cuenta de que «donde había viñas había futuro».

Y habló en concreto de las bodegas que, como Comando G (y que son ya 19) se han instalado en la zona de Gredos. «Esto está caminando», dijo, y destacó que lo está haciendo pese a muchas dificultades, como fuegos o inclemencias meteorológicas.

«Vamos a seguir peleando desde la DOP para que esto se consolide y, sobre todo, para que los jóvenes puedan encontrar el estímulo necesario para que puedan encontrar un proyecto de vida», concluyó.