scorecardresearch

Apagón en comercio y hostelería por los precios energéticos

E.C.B
-

Numerosos establecimientos apagaron sus luces durante un cuarto de hora y encendieron velas, mientras en el Mercado Chico se leía un manifiesto con propuestas para paliar esta «grave situación»

Apagón en comercio y hostelería por los precios energéticos

El alza de precios de la electricidad y el gas está llevando a una situación de extrema gravedad a la mayoría de los establecimientos de hostelería y comercio de España y también de Ávila, en los que la factura energética se ha triplicado. Una situación límite que llevó este martes a estos dos sectores a promover un apagón de sus negocios durante un cuarto de hora, entre las 19,00 y las 19,15 horas, y al encendido de velas, en muchos casos, a las puertas de sus locales.

Una reivindicación social que fue secundada por numerosos establecimientos en la ciudad y que, como explicaron los presidente de las Federaciones de Hostelería y Comercio de CEOE de Ávila, Fernando Alfayate y Andrés Sánchez, respectivamente, respondía al «daño increíble que está ocasionando la subida de la factura eléctrica y que puede provocar que muchos establecimientos tengan que cerrar sus puertas y despedir a sus trabajadores al no poder asumir esos elevados costes».

Mientras, en la plaza del Mercado Chico se daba cita una representación de comerciantes y hosteleros abulenses para dar lectura a un manifiesto, que se repitió en numerosas ciudades y municipios españoles, en el que ponían sobre la mesa distintas iniciativas para hacer frente al problema de la subida de precios energéticos e intentar salvar a unos sectores que en toda España suman más de 1,1 millones de establecimientos que dan empleo directo a 3,5 millones de trabajadores, demostrando su relevancia económica.

Apagón en comercio y hostelería por los precios energéticosApagón en comercio y hostelería por los precios energéticos - Foto: David CastroEntre las medidas propuestas, según desglosó el presidente de los hosteleros, Fernando Alfayate, figuran la revisión y modificación del sistema de cálculo de tarifas, la disposición de un estatuto similar al del consumidor electro intensivo y la reclasificación del sector dado su cambio radical en la estructura de costes; la aprobación de bonos eléctricos, aplicando los remanentes de las ayudas covid al sector, no aplicadas, y valoradas en estos momentos en 3.000 millones de euros, así como el diseño por parte de las diferentes administraciones, tanto nacional, como autonómica y local en ayuntamiento y diputaciones, de medidas de apoyo al consumo, reducción de costes y transición hacia fuentes de energías renovables; la eliminación de peajes y búsqueda de fórmulas de contratación adaptadas a la realidad del sector, con revisión de los sistemas de contratación en términos de potencia, discontinuidad a lo largo de diferentes periodos en el año y eliminación de penalizaciones;la rebaja de los impuestos eléctricos y los costes regulatorios, estableciendo suspensiones temporales, moratorias y aplazamientos, y el otorgamiento de avales públicos para poder acceder a compras de suministros renovables a largo plazo por parte de grupos de usuarios.