scorecardresearch

La Junta augura cinco meses duros para el mercado laboral

David Alonso
-

El Ejecutivo regional sostiene que «no nos vale con tener un comportamiento mejor que España» y achaca las causas a la inflación, el aumento de tipos de interés y el incremento de impuestos del Estado

Imagen de archivo de una camarera limpiando la mesa de una terraza de un bar de Soria. - Foto: Eugenio Gutiérrez

«Los próximos cinco meses vamos a ver una disminución de ritmo de creación de empleo por el deterioro de la actividad económica». El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, no oculta su preocupación por la evolución económica y prevé que los dos próximos trimestres arrojen datos negativos para el mercado laboral de Castilla y León a causa de la crisis inflacionaria y de materias primas, la subida de los tipos de interés o la política fiscal del Gobierno central. La rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno coincidió con la publicación de los datos del desempleo del último mes, donde la Comunidad  arrojó un incremento de 1.756 parados, un 1,47% más sobre el mes anterior, frente a la caída del 0,92% registrado a nivel nacional, elevando la cifra hasta los 121.382 desempleados.

El consejero portavoz reconoció, no obstante, que Castilla y León anotando cifras positivas en términos interanuales –un 10,73% menos de parados que en octubre de 2021–, aunque esto no sirve de consuelo. «Esto no nos puede ocultar la otra realidad, que es que veníamos de unos datos muy positivos intermensuales y ahora se han roto». En este punto pronosticó que los próximos cinco o seis meses se intensificará el «deterioro» de la economía regional, «que no solo tiene impacto en Producto Interior Bruto, sino también en los puestos de trabajo».

Cuestionado sobre como afronta el Gobierno regional esta situación, recordó algunas medidas como la bajada de impuestos o el refuerzo del presupuesto de la Consejería de Empleo, algo que, según el portavoz, «nos está ayudando a que nuestra comunidad se esté comportando mejor que en el conjunto de España». «Pero no nos vale con tener un comportamiento mejor que en el conjunto del país, y la realidad es que se está deteriorando».

Fernández Carriedo también fue preguntado como entroncan estos datos de desempleo con las declaraciones del consejero Mariano Veganzones en el último Pleno de las Cortes, donde aseguró que «en Castilla y León no faltan trabajadores, sino ganas de trabajar». Momento en el que se remitió a las palabras del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en las que pidió no «frivolizar» con las personas que sufren desempleo. «El Gobierno ya se manifestó a través del presidente de la Junta, y yo coincido con ello».

Todos afectados

El nuevo repunte del desempleo en la Comunidad afectó a todos los sectores productivos. De los 1.756 parados nuevos en Castilla y León, 1.205 corresponden a servicios; 301 no tenían un empleo anterior; 160, a la industria; 70, a la agricultura y 20, a la construcción. En el total, servicios suma 85.586 parados; 11.527 no tenían empleo antes; 10.082 a la industria; 7.419 a la construcción; y 5.768 a la agricultura. Por sexo, 72.683 son mujeres y 48.699 son hombres, mientras que por edad, los menores de 25 años representan el 7,47 por ciento, al suponer 9.074 del total de desempleados de Castilla y León.