scorecardresearch
Fernando Jáuregui

TRIBUNA LIBRE

Fernando Jáuregui

Escritor y periodista. Analista político


Un equipazo

29/05/2022

Cuando Pedro Sánchez se congratuló de tener "un equipazo" como gobierno, puede que, con sus innatas dotes para la propaganda, estuviese pensando en que alguien, yo mismo, hiciese un titular con estas palabras, que coincidían con la salida de miles de madrileños hacia París para ver cómo su 'equipazo' se batía con el Liverpool en la final de la Champions. La mismísima Yolanda Díaz, esa elegante vicepresidenta 'roja' que acompañaba a Sánchez en el acto en el que él glosó las cualidades de su Ejecutivo, vestía de riguroso blanco merengue para salir en la foto, que hizo ayer muchas portadas, besando a 'su' presidente. A ese presidente con el que presumiblemente tendrá que enfrentarse en la final ante las urnas dentro de algunos meses para luego intentar con él una coalición que sería, creo, bastante diferente de la que ahora nos gobierna.

Pero eso de la coalición será, claro, si el 'equipazo' de Sánchez gana, y si los colores de Yolanda Díaz, que no serán, sospecho, el 'morado podemita' ni el 'rojo Liverpool', llegan a cuajar en un 'team' en el que sin duda habrá muchas más jugadoras que jugadores. De momento, lo del 'equipazo', dicho cuando el Gobierno parece el ejército de Pancho Villa, dividido sobre cuestiones que abarcan desde la monarquía hasta la OTAN, pasando por la ley audiovisual, los servicios secretos o la igualdad de géneros, ha suscitado no pocas coñas marineras. Ahí estaba, si no, el dibujo del gran Peridis mostrando a Sánchez ante una portería de futbol cuajada de balones en su interior: "tengo un equipo extraordinario, mete muchos goles en mi propia puerta", dice el 'portero' Sánchez.

Que el presidente afirme tener 'un equipazo' en presencia de las ministras Ione Belarra e Irene Montero, que buscan constantemente titulares a base de distanciarse de la parte mayoritaria del Gobierno, no deja de ser un brindis al sol, de acuerdo, pero es indicativo de que la voluntad presidencial consiste en mantener la marcha de la 'coalición progresista, feminista, que defiende la paz y trabaja día a día para defender el país'. En materia de mensajes, Sánchez no da puntada sin hilo: no hay casualidades, nada se dice al azar. Que nadie piense que porque el PP salva 'in extremis' una ley, la audiovisual en este caso, o porque los 'populares' apoyen la política del Ministerio de Defensa en su acción exterior, va a haber cambio de alianzas. Y allá Núñez Feijóo con sus advertencias sobre los 'ataques' e 'insultos' que el PP recibe del Gobierno.

Bueno, esta es la declaración de intenciones. Otra cosa será la dura realidad, que es imprevisible. No hay sino que pararse a recordar cómo estaba el panorama político cuando, hace apenas cuatro años, que se cumplen estos días, Sánchez presentó su moción de censura contra Mariano Rajoy, y cómo está ahora. De aquellos líderes políticos solo queda uno, Sánchez naturalmente. Todo ha cambiado, porque en España las transformaciones políticas van muy rápido: ¿Quién era, por ejemplo, la 'merengue' Yolanda Díaz hace cuatro años? O ¿Dónde están ahora Albert Rivera, Pablo Iglesias, Rajoy, Pablo Casado, María Dolores de Cospedal, Soraya Sáenz de Santamaría, tantos otros? Todos parecían ser las estrellas de 'equipazos' ganadores. Hoy yacen en el olvido, como esos futbolistas que antaño se creyeron de verdad ídolos de masas y ya no les llaman ni para anunciar el Cola Cao.

Los partidos, lo sabía bien el Real Madrid este sábado en el Stade de France, hay que ganarlos. Y solo cuando te alzas con la copa del triunfo puedes decir que tienes un 'equipazo'. Si no, te dirán que tienes un equipo de mierda y te enviarán al banquillo. Así es la vida.