Un millón de gasto extra para gestionar la pandemia

E.Carretero
-

La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha obligado al Ayuntamiento de Ávila realizar inversiones extraordinarias tanto para la adquisición de equipos de protección como para la atención de personas vulnerables

Un millón de gasto extra para gestionar la pandemia - Foto: David Castro

La pandemia de covid-19 ha supuesto para los ayuntamientos no solo pérdida de ingresos, relacionados por ejemplo con la recaudación por multas de tráfico o con la venta de productos turísticos, sino también un gasto extra e importante para hacer frente a la situación derivada de esta crisis sanitaria con el que las entidades locales no contaban. Así, en el caso del Ayuntamiento de Ávila hasta el momento  se ha generado un gasto extraordinario  de 120.597,84 euros relacionado con la gestión de la pandemia. Se trata de una cuantía provisional, ya que los gastos derivados de actuaciones relacionadas con la crisis sanitaria continúan y, además, hay algunas partidas de gasto que todavía no se han contabilizado, como apuntan desde el Consistorio abulense.
De este gasto extra, y según la información facilitada por el Ayuntamiento de Ávila, la mayor partida se ha destinado al capítulo de riesgos laborales y en este caso a la adquisición de equipos de protección (EPIs), material técnico, bactericidas o vestuario para proteger a los trabajadores de las distintas áreas municipales. De momento, en esta partida se han invertido 58.874,24 euros.
Buena parte de ese gasto extraordinario al que ha tenido que hacer frente el Consistorio de Ávila a raíz de la pandemia de covid-19 se ha destinado a los servicios de Policía Local, Bomberos y Protección Civil. Así, a Policía Local se han destinado hasta el momento 12.400 euros para gastos relacionados con la gestión del coronavirus como la compra de material. Mayor aún ha sido la partida de gasto extra dedicada a Bomberos yProtección Civil si se tiene en cuenta que lo gastado hasta el momento para llevar a cabo actuaciones dirigidas a luchar contra la pandemia supera los 37.000 euros. Entre los gastos más importantes que ha tenido que realizar el Ayuntamiento para equipar a estos servicios, se encuentra la compra de un compresor, por algo más de 16.000 euros, así como la adquisición de otros equipos, como fumigadores y pulverizadores, en los que se han invertido más de 13.100 euros. Así mismo, otros 6.454 euros se han destinado a la compra de EPIs y equipos de protección para efectivos de bomberos y voluntarios de Protección Civil y casi 1.700 a dotar a estos servicios, que han estado en primera línea desde que se declaró la pandemia, de ozononizadores.
A estos gastos extra, suma también el Ayuntamiento de Ávila los realizados desde el área de Servicios Sociales para atender a la población más vulnerable en esta pandemia, partida que supera los 885.700 euros y que integra los servicios de ayuda a domicilio y comedor a domicilio, con un gasto de 592.143,97 euros entre marzo y junio; las ayudas de emergencia, a las que se han destinado 173.276 euros en ese periodo, y dispositivos para personas sin hogar, con un gasto de 33.121 euros. También el gasto en teleasistencia domiciliaria, que en esos meses ha ascendido a 12.200 euros, y otros 74.974 euros para la compra de medios de prevención, como EPIs y otros productos.
Así las cosas, entre los gastos extraordinarios a los que se ha tenido que hacer frente desde las áreas de Presidencia, Interior y Cultura, de más de 120.000 euros, y los originados desde Servicios Sociales, superiores a los 880.000 euros, la pandemia ha supuesto para el Ayuntamiento de Ávila un gasto extra y no contemplado en los presupuestos de más de un millón de euros.

También una importante inversión que no estaba presupuestada ha tenido que realizar la Diputación Provincial de Ávila durante los últimos meses para atender necesidades derivadas de la crisis sanitaria. De hecho, solo en trabajos de desinfección la Institución provincial ha invertido ya unos 140.000 euros, cuantía que incluye, entre otros, la adquisición de material de protección de los operarios que participan en estos trabajos de desinfección y limpieza, la compra de hipoclorito sódico para el reparto entre los distintos ayuntamientos de esta provincia, la desinfección de colegios, residencias y guarderías o la adquisición de maquinaria de desinfección.