Trump mete más presión a Maduro

Agencias
-

La Casa Blanca inicia un operativo contra el narcotráfico en América del Sur y pone el foco en Venezuela, cuyo "régimen quedará dañado" puesto que, a su juicio, se nutre de los cárteles

Trump mete más presión a Maduro - Foto: TOM BRENNER

Una semana después de emitir una acusación contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por delitos de narcotráfico, la Casa Blanca mantuvo ayer el pulso contra el dirigente chavista e, incluso, lo elevó. Así, EEUU lanzó, junto a otros 22 países, una operación contra el tráfico de drogas en el mar Caribe y en el océano Pacífico, pero especialmente centrada en el entorno venezolano.
«Hoy Estados Unidos está lanzando una operación contra el narcotráfico en el hemisferio occidental para proteger al pueblo americano de la lacra mortífera de las drogas», aseguró el jefe del Ejecutivo del país, Donald Trump.
En este contexto, aseguró que no debe permitirse que «los cárteles de la droga exploten la pandemia para amenazar las vidas de los estadounidenses», al tiempo que precisó que el Comando Sur de Estados Unidos «incrementará la vigilancia, las incautaciones de drogas y proporcionará apoyo adicional para los esfuerzos de erradicación que se están llevando a cabo en un ritmo récord».
En esta línea se expresó también el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, que trazó una línea entre la pandemia y la operación militar contra el narcotráfico, aludiendo a que las organizaciones criminales están tratando de «capitalizar» el hecho de que los gobiernos están centrados en combatir el COVID-19.
«Las organizaciones criminales transnacionales continúan amenazando nuestra seguridad y destruyendo vidas», ha asegurado.
Asimismo, precisó que la operación «dañará» el poder de Maduro en Venezuela. «Además, los actores corruptos como el régimen ilegítimo en Venezuela dependen de las ganancias derivadas de la venta de narcóticos para mantener su poder opresivo», aseguró.
Esper también matizó que la operación involucrará a una gran variedad de activos militares, como «destructores de la Armada, naves de combate y aviones patrulleros P-8». «Estas fuerzas adicionales casi duplicarán nuestra capacidad», zanjó.


Frente con Irán

Por otro lado, Trump denunció que cuenta con información que apunta a un «ataque sorpresa» de Irán contra sus militares desplegados en Irak, una ofensiva que, aseguró, «si pasa, Irán pagará un precio muy alto».
Sin embargo, desde Teherán acusaron al mandatario de «mentir» y subrayaron que la república persa «no empieza ninguna guerra, sino que enseña lecciones a quienes lo hacen». «Irán solo actúa en defensa propia», insistió un portavoz del Ejecutivo.