Las agresiones a sanitarios aumentan y superan la treintena

M. Rodríguez
-

Los trabajadores sanitarios agredidos en su puesto, lo que incluye médicos, celadores o auxiliares, fueron 39 el pasado año en Ávila, 11 más que durante el ejercicio anterior

Las agresiones a sanitarios aumentan y superan la treintena - Foto: David Castro

Las agresiones al personal sanitario siguen siendo un problema. Así lo confirman las cifras oficiales de este tipo de incidentes recogidas por el Observatorio de la Comunidad de Castilla y León correspondientes al año 2018, en el que solo en la provincia de Ávila se registraron 33 agresiones a empleados de la sanidad pública en su puesto de trabajo, lo que supone un 27% más que en el año anterior, cuando se contabilizaron 26 incidentes de este tipo en hospitales, centros de salud y consultorios médicos de Ávila y su provincia.
En el último año se ha producido, por tanto, un aumento de este  tipo de agresiones que suelen ser protagonizadas por pacientes o familiares de los mismos. En concreto, a la hora de incluirla en el registro oficial se entiende por agresión toda actitud de amenaza, abuso verbal o físico, comportamiento intimidatorio, atauqe físico, coacción o ataque sexual que cometa un paciente, sus familiares o acompañantes contra un profesional sanitario en el ejercicio de su profesión y que cause un daño físico o psicológico en la persona o perjudique la propiedad. Así se establece en el Pacto contra las Agresiones al Personal Sanitario de Castilla y León.
En los 33 casos acaecidos -todos ellos reprobables- que tuvieron lugar en dependencias sanitarias de la provincia de Ávila a lo largo de 2018 resultaron agredidos 39 trabajadores de la sanidad pública. De  médicos a celadores pasando por enfermeras o auxiliares, incluyendo administrativos. El incremento de empleados agredidos en la provincia de Ávila en un solo año es notable al pasarse de 28 en 2017 a 39 al año siguiente. De las propias estadísticas se deduce que en un mismo incidente resultaron heridos varios trabajadores.
La mayoría de las agresiones al personal sanitario de las que se tiene constancia en Ávila ocurrieron en hospitales (18), mientras que las quince restantes se produjeron en dependencias de Atención Primaria (consultorios médicos o centros de salud).