scorecardresearch

Los contagios rebajan al 85% la ocupación del turismo rural

I.Camarero Jiménez
-

Casas de Gredos apunta que estaba casi todo vendido, pero las cancelaciones empeoran las perspectivas. Desde la Asociación de Turismo Rural, ATA, de la CEOE consideran que los que más lo sufren son los hoteles rurales más que las casas

El turismo rural apuesta por especialización y calidad

Fin de año y fiesta de Reyes es en muchos casos sinónimo de turismo rural en la provincia de Ávila. Son fechas que dejan en general buenos datos al sector, pero éste 2021, como el año anterior sigue siendo atípico por la pandemia. De hecho la subida de los contagios por covid-19 que se está produciendo en los últimos días y que crece a un ritmo muy elevado está provocando las tan temidas cancelaciones en los alojamientos de la provincia. De algún modo es una situación que se matiza por el hecho de que hasta esa espectacular subida de la incidencia lo tenían prácticamente «todo vendido». Así lo aseguran desde la central de reservas Casas de Gredos, que gestionan casi 200 casas rurales en Ávila.

Efectivamente «estamos teniendo últimamente llamadas que son para cancelaciones principalmente». Y es que «sí, está habiendo anulaciones por el elevado numero de contagios, sobretodo de casas grandes». En el lado bueno está el hecho, apunta Alicia Garcinuño, de que también están cogiendo el teléfono a clientes que reservan a  última hora. Sobretodo «para entrar ayer u hoy y, en la mayor parte de los casos, son familias».

Es una buena ocasión para salir porque en general la gente junta varios días y eso repercute en los alojamientos. El turista rural que llega a Ávila procede de todo el territorio español en el caso de las reservas de más días, ya que «incluso algunos han reservado una semana entera cogiendo parte de la semana de Reyes, y esos son los que nos llegan de comunidades mas lejanas, como Andalucía, Valencia y Cataluña». 

Luego están los que reservan dos o tres días y son mayoría los que proceden de Madrid, aunque también de comunidades limítrofes tales como Castilla La Mancha, Extremadura.

En cuanto al tipo de cliente que llega a los alojamientos rurales de Ávila, desde Casas de Gredos apuntan que «hay de todo, grupos de amigos, pero grupos de familias también, se juntan hermanos, con los niños y los abuelos en muchos de los casos».

Mucha gente es previsora y así puede elegir mejor, las casas que primero se alquilaron «fueron las de más capacidad, quedando las pequeñas». Ahora bien las cancelaciones que hay también son de las casas grandes principalmente y es que es lógico pues las recomendaciones sanitarias pasan por no juntarse demasiada gente y a ser posible que no provengan de diferentes grupos de convivencia.

En este sentido para el presidente de la Asociación de Turismo Rural (ATA) de la CEOE Ávila, Daniel Pérez,  éste es un problema porque al final «se hace lo que se dice en televisión», sin matices. Lo interpreta de un modo negativo sobre todo para un tipo de alojamiento: el hotel rural. Y es que la gente entiende que se trata de alojamientos grandes, que en muchos casos no lo son porque «tienen 5, 6...10 habitaciones y al final tienen la capacidad de una casa rural pequeña/media». Son estos hoteles rurales los que están sufriendo más cancelaciones. 

Yes que las casas rurales se están viendo afectadas, sí, pero en menor medida que los hoteles rurales que asegura «son seguros», pero para los que sin duda se presenta un «mal fin de año en cuanto a reservas».  En este sentido el presidente de ATA aseguraba que están pendientes en los últimos días de esos clientes que te dicen «ahora, sí; ahora, no» puesto que además esto al fin y al cabo es una cadena y claro se cancelan pedidos, se cancelan comidas.Repercute en más sectores.