scorecardresearch

Piden 15 años de cárcel por supuesto abuso sexual continuado

M.E
-

La niña afirma que el marido de su abuela le tocó la vagina en tres ocasiones, lo que él niega. La acusación añadió una subsidaria con pena de 6 años por si no se aprecia el agravante de introducción de objeto, en este caso el dedo

Piden 15 años de cárcel por supuesto abuso sexual continuado

 La Audiencia Provincial de Ávila juzga a un hombre por su responsabilidad en un supuesto delito continuado de abuso sexual cometido sobre la nieta de la que entonces era su mujer durante una estancia en su casa familiar, en la localidad de Higuera de las Dueñas, en la Semana Santa de 2017. R.M.L. se enfrenta a la petición de 15 años de prisión acusado de haberle tocado los genitales a la niña, que entonces cumplía diez años, al menos en tres ocasiones y de introducirle un dedo por vía vaginal, algo que él niega. Con todo, y aunque en sus conclusiones mantuvieron esa petición principal, tanto el ministerio fiscal como la acusación particular introdujeron sendas modificaciones subsidiarias con la petición de seis años de prisión por un delito continuado de abuso sexual pero sin el agravante de la introducción de objeto por vía vaginal, en el caso de que efectivamente el tribunal no considerara probado este último extremo. 

Además, también se pidió la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros de la menor o de comunicarse con ella por tiempo de 20 años (la acusación lo elevó a 500 metros y 30 años), además de la libertad vigilada por tiempo de diez años, la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio que conlleve contacto regular con menores de edad por cinco años más que la pena de prisión y la responsabilidad civil, fijada en 20.000 euros en el caso del fiscal y de 40.000 euros por parte de la acusación particular. La defensa, por su parte, solicitó la libre absolución del acusado, al manifestar su disconformidad con el relato de la acusación y mantener que no existió comisión de delito.

Se da la circunstancia de que es el primer juicio de índole sexual que se lleva a cabo en la Audiencia Provincial de Ávila desde la reciente entrada en vigor de la polémica ley del 'solo sí es sí', aunque en este caso, al tratarse de una acusación de delito sexual y no de agresión (no se denunció violencia), parece que se aplicará la legislación anterior por resultar la más beneficiosa para el reo.