scorecardresearch

El tramo de la A-11 entre Aranda y Langa se licitará en 167M

SPC
-

El Ministerio deja para el siguiente año el inicio de la contratación del vial entre Aranda y Castrillo

La ministra Raquel Sánchez, durante su comparecencia junto a De la Rosa. - Foto: Ical

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, avanzó ayer que en 2022 se licitarán las obras de construcción del tramo Variante de Aranda (Burgos)-Variante de Langa de Duero (Soria) de la Autovía del Duero (A-11), después de que este contrato fuera anulado en el pasado. Un proyecto que ya se ha aprobado por un importe de 167 millones de euros, y que ahora se someterá a información pública. Sánchez matizó que cuenta con una planificación para el tramo que incluye la licitación de las obras a finales de 2022, principios de 2023. La ministra hizo estos anuncios en la comparecencia conjunta con el alcalde de Burgos, el socialista Daniel de la Rosa, con quien se reunió ayer, tras poner en servicio por la mañana el tramo de la Autovía A-73, entre Pedrosa de Valdelucio (Burgos) y Báscones de Valdivia (Palencia). Allí, también avanzó que la planificación incluye el último tramo de la A-11 pendiente en la provincia de Burgos de conexión de la variante de Aranda con N-122 en Castrillo de la Vega, cuyas obras se iniciarán en 2023.

«Hemos demostrado el compromiso del Gobierno con esta infraestructura que nos permite vertebrar el territorio y mejorar la movilidad diaria», aseguró la ministra en relación a la A-11, recordando que las obras de esta Autovía del Duero se están ejecutando en cuatro tramos simultáneamente. «Es una de las obras más ambiciosas de carreteras que tenemos actualmente en el Ministerio y en la que queremos asegurar su continuidad en el futuro», aseveró.

Autovía A-73

La titular de Transportes también anunció ayer en la provincia burgalesa que el proyecto de ejecución del tramo lindante a Burgos de la Autovía A-73, entre Quintanaortuño y Montorio saldrá a información pública «a final» del presente año 2021. Asimismo, remarcó el interés del Gobierno de España en completar esta autovía, asegurando que acelerarán el proyecto del tramo contiguo al inaugurado ayer, que permitirá su conexión por autovía con la A-67 en Aguilar de Campoo. «Hoy es un día de celebración de este itinerario que nació con el objetivo de mejorar no solo la conectividad de Castilla y León con Cantabria, sino también con el Corredor Cantábrico que llega hasta Galicia», dijo.

Raquel Sánchez se apoyó en estos anuncios para reafirmar la «apuesta inversora» del Gobierno de España en Castilla y León, con el objetivo de desarrollar una red de movilidad en la Comunidad. En este sentido, quiso subrayar el compromiso de su departamento, poniendo en valor los 368 millones que se destinan a sus carreteras en el proyecto de Presupuestos del Estado para 2022. 

La jornada acabó con una visita a la catedral de Burgos, donde visitó la exposición de las Edades del Hombre 'Lux', acompañada por el vicepresidente de la Fundación VIII Centenario de la Catedral, Antonio Méndez Pozo.

10 millones para recuperar el tren directo a Madrid

Durante su visita a Burgos, la ministra de Transportes también anunció que se invertirán en 2022 más diez millones de euros en retirar la bateadora del túnel de Robregordo y la rehabilitación de la infraestructura del Tren Directo, entre Burgos, Aranda de Duero, Segovia y Madrid, que quedó inutilizada en 2011. «Esto es una muy buena noticia, una noticia muy ansiada después de diez años», afirmó Raquel Sánchez, quien precisó que la inversión se acercará a los once millones. Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, la titular de Transportes quiso garantizar el compromiso del Gobierno de España con el Tren Directo, un aspecto «muy demandado» por la región, e indicó que esperan iniciar los trabajos en cuanto tengan realizado el «estudio previo técnico» para saber cómo se procederá a sacar del túnel la bateadora, según informa Ical. «La idea es hacerlo inmediatamente y lo que sea necesario para tener esos estudios técnicos», y añadió que se trata de un plazo «bastante inminente».