Ayudas con "efecto multiplicador"

I.Camarero Jiménez
-

El director general de Administración Local, Héctor Palencia presentó a los empresarios abulenses las ayudas de 7 millones que llegarán a las entidades locales (para obras y suministos) y facilitarles el acceso a la información

Ayudas con "efecto multiplicador"

Informar a los empresarios de las nuevas ayudas de la Junta de Castilla y León que les pueden repercutir de manera satisfactoria en la reactivación de la economía y en la generación de empleo era la prioridad de la visita del director general de Administración Local, Héctor Palencia a la sede de la Confae abulense. Se trata de varias líneas de ayuda que repercutirán en Ávila a razón de siete millones de euros de un total de 85 (para toda la Comunidad) y a los que ya se ha dado el pistoletazo de salida. Un dinero que va encaminado a echar una mano precisamente a la Administración Local. 
Es ésta la que debe decidir qué hacer con el dinero pero se trata además de que los empresarios de las zonas en las que se acometan las obras (o que precisen suministros) se enteren en tiempo y forma de que éstas se van a hacer y poder optar a ellas.Sería por tanto un modo más de generar riqueza propiciando que las obras de la zona se queden también en los empresarios de allí y de este modo los puestos de trabajo puedan ir a más y «que todo se quede en casa».  De esta manera lo sintetizaba Juan Saborido, presidente de la Confederación Abulense de Empresarios, Confae, quien se reconocía encantado con la visita de Héctor Palencia. 
Palencia explicó que había que estar «para informar a los empresarios de Ávila» para que puedan beneficiarse de estas ayudas dirigidas a reactivar la economía. Son tres líneas, explicaba.Dos de ellas son el Fondo de Cooperación Local (resuelto hace una semana) y el Fondo Extraordinario (que lo hará en septiembre) y entre ambas suman esos siete millones. 
Hay una tercera línea para Mancomunidades que está sin provincializar y dependerá de la presentación de proyectos, explicaba el director general.
Con ellas estimaba que las administraciones locales podrán hacer un «dique de contención» frente a la crisis económica derivada de la covid-19 y de la aplicación del estado de alarma.
Tendrá, auguraba, «un efecto multiplicador, primero porque las entidades locales podrán dar a conocer lo que interesa en su territorio y que decidan qué inversiones y suministros necesitan en sus territorios y luego que usen a los empresarios de la zona para que opten a esos contratos; además de que las administraciones hagan lo posible porque el máximo posible de los siete millones se lo queden los empresarios (de su zona)». De ese modo se cumpliría «el objetivo que tenemos, que es frenar la caída del paro y porqué no reactivar y crecer en generación de empleo». Se trata por tanto de meter dinero en la economía a través de la empresa.
Para Saborido es sin duda una apuesta «atrevida» porque son 85 millones además que «se ponen para productividad, para generar empleo que es lo importante» y que agradecía, aunque ya tuvo conocimiento de ella en una reunión el pasado 15 de julio (a la que asistió como vicepresidente de Cecale) y que se desarrolló en Valladolid nada más conocerse esta medida que tiene como fin la reactivación de la economía.
Precisamente esta reunión en Ávila da el relevo a aquella del día 15 en la que estuvieron el consejero de Presidencia, miembros de Cecale, del Consejo de Cámaras de Castilla y León,de ATAy de la Cámara de Contratistas, pues a ellos atañe esta iniciativa.
El dinero, explicaba ayer Palencia, se va a movilizar en cuestión de 12 meses (aunque después de ese periodo estas líneas de ayuda podrían seguir, tal y como reconoció Palencia) a través de las entidades locales de Castilla y León. Viene a sumarse a las ayudas directas a la contratación completando con esta «otra pata de ayuda al mundo empresarial».
El hecho de elegir a las entidades locales tiene su razón de ser en lograr objetivos «con rapidez y efectividad», máxime en una comunidad autónoma «de larga tradición municipalista y características singulares, en la que la participación del mundo local se hace necesaria para obtener la máxima eficacia».