scorecardresearch

La familia de Cruz Roja estrecha lazos en su día

I.Camarero Jiménez
-

Como cada 8 de mayo la organización celebra su Día Mundial y en Ávila lo festejaron sus voluntarios, usuarios y personal laboral con una marcha alrededor de la Muralla e iluminando de rojo el monumento de los 4 Postes

La familia de Cruz Roja estrecha lazos en su día - Foto: David González

Como cada 8 de mayo los voluntarios de Cruz Roja y de la Media Luna Roja celebraron el día internacional de esta organización que cuenta en Ávila con nada más y nada menos que 1.000 voluntarios repartidos entre las nueve asambleas comarcales por todo el territorio. Una jornada de celebración, para hablar de retos y para estrechar lazos entre compañeros. Ésa era la idea y lo que al final llevaron a cabo con varias acciones. 

La primera propuesta y muy visible, que es lo que pretendían: ¿Qué mejor que un paseo por una ciudad que ayer se erigía preciosa? Y si encima lo organizan para contemplarla desde lo alto de la Muralla, pues mejor qué mejor. Así lo hicieron, evidentemente no los 1.000 sino una representación mucho más pequeña de voluntarios, técnicos, socios, usuarios, personal laboral .... en total más de medio centenar de personas que además tuvieron sorpresa incluida en su caminar con una pequeña representación teatral en el principal monumento de la ciudad y ofrecida por otro de sus voluntarios a modo de regalo (Emilio Álvarez). Tras andar el camino, llegó el momento de encontrarse y reposar  alrededor de un aperitivo y como broche final, el monumento de los 4 Postes iluminado de rojo en su honor.

Un día distendido de afianzar sus alianzas, de analizar los principios que les unen y todo para afrontar los numerosos retos que tienen por delante con el fin de «ser mejores». Son retos que llegan de Ucrania, por supuesto; pero también los refugiados que ya estaban con ellos antes de que estallara la guerra en aquel país; y los mayores de la capital y de la provincia, tan afectados por una pandemia que no hay que olvidar que sigue presente porque «estos dos años se han notado mucho» y  gente joven y niños en situación de extrema vulnerabilidad o medio ambiente, tal y como recordaba la presidenta de Cruz Roja en Ávila Mercedes Martínez. 

Se trataba de celebrarlo, de manera bonita, pero sin excesos porque Ucrania está muy muy presente y en ese sentido no hay nada que celebrar.