UGT habla "manipulación" y la empresa defiende la seguridad

B.M
-

Mientras el sindicato dice se personará en los procedimientos administrativos y judiciales, la Fábrica de Hielo deja claro su reconocimiento al trabajador fallecido

Sospechas de "manipulación" en el accidente de Cebreros

El secretario general de FICA UGT, José Ramón Muñoz Romero, anunció que esta Federación de Industria se va a personar en los procesos administrativos y judiciales para clarificar cuáles fueron los motivos del fallecimiento el pasado sábado de un joven trabajador de la Fábrica de Hielo de Cebreros. Hace esta anuncio a la espera de la investigación de la Guardia Civil y la que hace de oficio la Inspección de Trabajo.
Señaló el representante de UGT que tienen «indicios razonables» para pensar que «la instalación había sido manipulada», en referencia a la parte que se dedicaba a la paletización de las bolsas de hielo donde tuvo lugar el suceso, y en concreto a la puerta de acceso al espacio donde, al parecer, se había producido un paro del brazo robótico por producirse un fallo. En concreto, explicó que  esa puerta en el momento que se abre lo que hace es paralizar la instalación completamente por seguridad por si se accede a esa instalación no suceda nada. « El rearme de ese brazo robótico viene a tardar por la información que tenemos 20 minutos» y aquí «la sospecha que tenemos es que se ha priorizado lo que es la producción ante la seguridad de los trabajadores y esa seguridad que tenía que estar en marcha para asegurar que no sucediese nada estaba anulada o puenteada y eso no puede permitirse».
Por su parte, fuentes de la empresa defienden que la empresa «cumple con todas las medidas de seguridad» y dejan claro el recuerdo al trabajador y el reconocimiento a un «trabajador muy querido y respetado en la fábrica de Cebreros, que siempre desempeñó su trabajo con profesionalidad». En este sentido, todo el equipo de la fábrica, con la dirección al frente, expresa «su más profundo pesar a la familia por el fallecimiento de nuestro compañero».
Respecto a la sospechas que expresaron, el sindicato reconoce que «lógicamente no lo podemos certificar al 100% porque hay una investigación que clarificará estos hechos pero insiste en que el brazo robótico en un momento dado se paró porque tuvo un fallo «y al acceder al compañero a la instalación de dentro lo que es la seguridad de la puerta no se accionó correctamente. Al coger la bolsa el compañero el brazo robótico le atrapó por la parte trasera y le golpeó produciendo su fallecimiento». Tampoco se pusieron en marcha, señaló, «los avisadores tanto acústicos como luminosos para que el compañero se percatase que en esa instalación no estaba en ese momento correctamente su seguridad».
Y es por eso que, ante una situación «gravísima» aseguran que irán «hasta el final con todas las consecuencias» y así se lo han trasladado.
«Hay algunas empresas, como esta, que en vez de tener unos recursos humanos en condiciones y tener unas relaciones laborares basadas en el diálogo entre la representación de los trabajadores y la dirección, lo que utilizan son latigueros y encargados que lo único que hacen es amedrentar y presionar a los trabajadores como ha sido el caso de la empresa de Cebreros. Y hay que decirlo alto y claro», aseguró José Ramón Muñoz.