scorecardresearch

La Junta se marca el reto de cerrar el mapa de depuradoras

SPC
-

Quiñones confía que en este mandato y el próximo se liciten las obras para que Castilla y León sea el primer territorio europeo con todas sus aguas tratadas

El consejero de Fomento en funciones (2d), durante su visita ayer a la ampliación de la depuradora de La Seca. - Foto: R. Cacho (Ical)

El consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se marcó ayer como objetivo de legislatura dejar cerrado el sistema de financiación y identificar las depuradoras pendientes de construcción en municipios de mennos de 500 habitantes de Castilla y León para convertir a la Comunidad en la primera de Europa con todas sus aguas depuradas. Así lo avanzó durante su visita a la ampliación de la estación de La Seca (Valladolid), donde indicó que con este objetivo se podría iniciar la licitación de las obras de las pequeñas instalaciones entre esta y la próxima legislatura, con el objetivo de alcanzar el «desiderátum» de que Castilla y León se convierta en el primer territorio de España y Europa en tener todas sus aguas residuales tratadas, para evitar los vertidos contaminantes.

En ese sentido, el consejero explicó que esta tarea forma parte del programa de actuación diseñado por la Junta que busca completar la depuración de los municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes y también las referidas a poblaciones de entre 500 y 2.000, que se ejecutarán de la mano de las diputaciones provinciales y los ayuntamientos. Al respecto, Suárez-Quiñones explicó que supondrán una inversión de 140 millones de euros puesto que se han previsto 300 instalaciones de depuración, que se financiarán en un 40 por ciento por la Junta, el mismo porcentaje que asumirán las diputaciones y en un 20 por parte de los consistorios. Además, recordó que el Ejecutivo autonómico pretende financiar a 25 años la aportación municipal y en 20 la que le corresponde a las instituciones provinciales.

Estas depuradoras se unirán en un futuro a las previstas para menos de 500 habitantes equivalentes, cuya financiación y proyectos espera definir en esta próxima legislatura la Junta, para poder licitar los trabajos entre este mandato y el próximo, con el fin de que Castilla y León tenga depuradas todas sus aguas, como el sistema de recogida de residuos, ya que se prevé clausurar 2.600 puntos, con «decenas» de millones de inversión.

Además, el consejero aprovechó su visita a La Seca para remarcar que la actuación acometida, que financió en un 80 por ciento la Junta y en un 20 por ciento el Ayuntamiento de la localidad, da respuesta al problema que se registraba en algunas épocas del año, cuando la actividad de las 22 bodegas del municipio producían un aporte que no era capaz de tratar la estación, pese a ser una instalación «moderna».

De esta forma, el titular de Fomento y Medio Ambiente indicó que la solución adoptada es la construcción de un tanque de laminado, que permite tratar las aguas de forma que ya no se produzcan vertidos al río, que conllevaban sanciones de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), así como una situación ambiental «no adecuada».

Por tanto, los trabajos, que se llevaron a cabo durante 18 meses, han permitido alcanzar un caudal de 542 metros cúbicos al día, para una población calculada de 5.485 habitantes equivalentes.