La recogida de contenedores amarillos, en toda la provincia

B.M
-

El presidente de la Diputación y el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental mantuvieron una reunión para tratar sobre escombreras y áreas de aportación de residuos

La recogida de contenedores amarillos, en toda la provincia

El medio ambiente fue el punto clave de la reunión mantenida por el presidente de la Diputación, Carlos García, y el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, Rubén Rodríguez, que junto a otros representantes institucionales, abordaron asuntos relacionados con el cierre de escombreras, las llamadas áreas degradadas, y la puesta en marcha de las áreas de aportación de residuos.
Fue en este contexto en el que  Carlos García señaló que desde el segundo semestre se hará la recogida selectiva en todos los municipios de la provincia del contenedor amarillo, para lo que se están dando todos los pasos necesarios, ya con la parte de los contenedores y trabajando en los pliegos de contratación para los camiones y personal. Una acción que aún está pendiente de llegar a los núcleos de población de menos de 300 habitantes, unos 190 municipios de Ávila.
Esto enlaza con el trabajo que se está realizando para el cierre de escombreras y esos puntos de aportación de residuos que son en realidad pequeños puntos limpios que estarán preparados en todas los localidades menores de 1.000 habitantes de la provincia en el año 2021, es decir, en el plazo de dos años.
El próximo paso que se dará será la carta que se mandará a todos los municipios en el mes de febrero para que pongan a disposición el terreno donde situar estos puntos limpios y así poder empezar los trámites para las adjudicaciones y realización de los puntos. Para ello la institución provincial destinará 600.000 euros este año y la misma cantidad en 2021, dentro de un compromiso no solo para la construcción sino que durante los dos primeros años la Diputación Provincial se hará cargo del 50 por ciento de los costes de recogida y reciclado de estos residuos, asumiendo el resto los ayuntamientos.
Con estos puntos se pretende dar una solución integral al tratamiento selectivo de residuos, en este caso con puntos de aportación que contarán con tres contenedores para residuos de construcción, voluminosos y restos de poda.
Lo que pretende la Diputación, señaló Carlos García, es mantener «nuestros núcleos de población libres de contaminantes y residuos, apostando en un medio ambiente sostenible», para lo que necesita la «colaboración necesaria» de todos los ayuntamientos.
En todo este proceso medioambiental, a fecha de hoy ya hay más de 150 municipios en los que ya se ha rehabilitado esas áreas degradadas y quedan pendientes 54, por lo que se irán solapando las licitaciones y ejecuciones para que en 2020 y 2021 sea una realidad en todos los municipios de la provincia de Ávila.
Por su parte, el director general Rubén Rodríguez destacó el interés de la Junta de Castilla y León en eliminar todas estas áreas «que estropeaban nuestro paisaje, nuestro medio ambiente», para lo que se están clausurando en torno  a 1.500 escombreras en Castilla y León porque «la intención es acabar con todos estos paisajes degradados en nuestra preciosa comunidad autónoma» y en Ávila se está hablado de que hay unos 150 municipios que han eliminado estas escombreras y hay «54 en ejecución». Sí que quiso poner el acento en que no se quedan en la eliminación de estas zonas sino que se habilitan esas zonas de reciclaje de residuos, para lo que se pide «colaboración a los municipios para proteger nuestro medio ambiente», con la posibilidad de que «se conviertan en los verdaderos gestores o tramitadores de todos estos residuos» con esos pequeños puntos limpios que funcionarán en el plazo de dos años.