Alocén, el mejor joven de la ACB, ya se ilusiona de blanco

Agencias
-

El aragonés, elegido por segundo año consecutivo, se muestra dispuesto a asumir «un cambio muy grande» que le permitirá, entre otras cosas, jugar en el WiZink Center, donde debutó contra el cuadro merengue cuando apenas tenía 15 años

Alocén, el mejor joven de la ACB, ya se ilusiona de blanco

El base Carlos Alocén (Zaragoza, 19 años) se incorporó ayer a la disciplina del Real Madrid tras haber sido elegido mejor jugador joven de la ACB por segundo año consecutivo. El aragonés se muestra dispuesto a asumir «un cambio muy grande» que le permitirá, entre otras cosas, jugar en el WiZink Center, donde debutó contra el cuadro merengue cuando apenas tenía 15 años.
«Estoy muy contento de pertenecer al Real Madrid y ojalá vaya bien esta nueva etapa. El reto que me pongo es ir poco a poco. Este club siempre aspira a todo y lo que quiero es aportar mi granito de arena para que siga siendo así, ganando títulos como hasta ahora», fueron las primeras palabras del flamante fichaje blanco.
Como jugador, explicó que le gusta «correr, asistir a mis compañeros, penetrar hacia el aro y hacer partícipe del juego a todo el equipo», por lo que considera que el estilo del Madrid le puede venir bien. Además, se deshizo en elogios hacia quien será su nuevo técnico: «Todos los títulos que se ha conseguido es algo digno de admirar. Tengo muchas ganas de empezar ya y coger cosas de él, que también ha sido base y creo que eso me puede ayudar mucho».
Tras dos buenas temporadas en Zaragoza, Alocén considera que es el momento adecuado para dar el salto al combinado de la capital, ya que se ha ido formando en la Liga ACB durante estas campañas. Aunque no oculta que su fichaje por el cuadro blanco fue una sorpresa para él: «Estaba en una comida con mis padres, y me lo dijo mi representante. Me quedé un poco en ‘shock’ y estuve un rato sin hablar. Se pasan muchas cosas por la cabeza, pero lo primero que te viene es ilusión. Que un equipo como el Real Madrid se interese por ti, y de esa manera, te pone muy contento. Pero es verdad que estuve un rato asimilándolo. Me costó».