Una plaga acaba con al menos 2.000 pinos en Las Navas

B.M
-

La situación ha obligado a contratar a una empresa externa para los trabajos de corta y extracción de madera de las superficies afectadas, para que queden saneadas antes de finales de año

Una plaga acaba con al menos 2.000 pinos en Las Navas - Foto: Pedro Abati Gómez

Una plaga del coleóptero conocido como barrenillo del pino afecta a los montes de Las Navas del Marqués, lo que ha acabado con al menos 2.000 árboles, algunos de ellos centenarios de gran valor.
Según un informe emitido desde la sociedad Montes de Las Navas, el período de sequía continuada, agudizada en el invierno y primavera de 2019, ha producido un decaimiento general del arbolado con la incidencia de la plaga en zonas del Monte de Las Navas del Marqués, el Llano de San Miguel, La Corvera, Quemá, Robledillo y el Jondón, que se han visto particularmente afectadas por el coleóptero, propiciando que al menos se hayan secado 2.000 pinos, con incidencia menor en otras ubicaciones.
Para poder frenar la expansión de esta plaga se requirió una intervención urgente de saneamiento de la masa forestal, extrayendo la madera afectada de la forma más rápida posible, eliminando así la posibilidad de existencia de una próxima generación cuando llegue la primavera que podría afectar a la totalidad del monte.
Por esta urgencia y la cantidad de árboles afectados se procedió a la contratación de una empresa rematante de maderas para la venta de los pinos secos y proceder a la retirada del arbolado antes de que la plaga continúe su expansión. Por ello, durante todo el mes de noviembre se están desarrollando los trabajos de corta y extracción de la madera de las superficies afectadas, que deben quedar saneadas antes de finales de año.
Sin embargo, según refleja el informe elaborado por el director técnico de Montes de Las Navas, Pedro Abati, «lamentablemente, muchos de los pinos que se han secado en la zona del Valle de San Miguel, son pinos centenarios de gran valor, además de afectar a otras zonas  en producción de resina, por lo que deberá valorarse la necesidad de plantación de arbolado en alguna de las zonas afectadas».
A ello añade que es de esperar que «aún continúen secándose algunos pinos ya afectados», además de que si no se toman medidas en pinares vecinos puede haber focos que se propaguen a los montes naveros. Es por ello que asegura que e la próxima primavera se deberá vigilar bien la superficie afectada, con el fin de detectar nuevos focos y actuar en consecuencia.
Más allá de su informe, Abati explica a Diario de Ávila el gran porcentaje de zona afectada en un espacio que cuenta con cerca de 70.000 y 80.000 pinos, con una plaga de una dimensión que no habían tenido anteriormente en la zona. En cuanto al origen habla tanto de la sequía como de los incendios que han debilitado los árboles y los han hecho «sensibles a las plagas». Respecto a la situación actual, recuerda que en este momento los insectos están invernando y será en mayo cuando vuelvan a volar y cuando realmente se pueda ver si se ha acabado con la plaga.
Respecto a las consecuencias, señala que ha afectado a algunas matas de resinación, con unos 300 ó 400 pinos en zonas de unos 5.000, por lo que de cara a la explotación del próximo año habrá que ver si hay que incrementar las matas para seguir resinando, ya que este año ya se ha finalizado.
Montes de las Navas no es, indica, la única zona afectada, puesto que también lo está el monte de utilizad pública 78 (El Alijar) que gestiona Medio Ambiente y donde también está previsto actuar contra la plaga.
Por su parte, el alcalde de Las Navas, Javier Sastre, lamenta lo sucedido y las zonas de pinar seco aunque señala que «es salteado, no hay una zona total arrasada». También señala la pérdida de árboles centenarios que incluso no pudieron ser cortados con la maquinaria y se tuvo que recurrir a la forma tradicional.