Ánimos de la rectora de la UCAV en el inicio de los exámenes

E.C.B
-

Más de 4.000 alumnos inician este lunes la evaluación online consistente en alrededor de 16.000 exámenes gracias a la implementación de varias herramientas en su sistema integral de gestión universitaria para dar respuesta a la evaluación a distancia

Ánimos de la rectora de la UCAV en el inicio de los exámenes - Foto: David Castro

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) ha iniciado este lunes la evaluación online en la que más de 4.000 alumnos realizarán alrededor de 16.000 exámenes gracias a la implementación de varias herramientas en su sistema integral de gestión universitaria para dar respuesta a la evaluación a distancia.
Un reto que ha afrontado en tiempo record este centro universitario, que ha sido capaz de afrontar las circunstancias para ofrecer la mejor formación y evaluación a los estudiantes.  A todos ellos se ha dirigido la rectora, María del Rosario Sáez Yuguero, para desearles suerte en sus pruebas. «Queridos alumnos, comenzamos una nueva etapa importante, la de los exámenes. No tengáis miedo porque estáis muy bien preparados. Todo el personal de la universidad ha hecho un esfuerzo enorme y vosotros también para que esta evaluación tenga mucho éxito. Tranquilos, todo va a salir muy bien, un abrazo y a por todas», ha señalado Sáez Yuguero.
Para los exámenes, la UCAV ha integrado la herramienta de vigilancia remota ‘Respondus LockDown Browser’ dentro de su plataforma Blackboard Collaborate Ultra Learn, para que una vez que el alumno acceda al examen, se bloquee el dispositivo para que no se pueda consultar ni abrir ninguna otra aplicación o página en un navegador, en tanto se esté desarrollando el examen como medida que evita el intento de fraude.
Además, a fin de evitar la suplantación de identidad, la tecnología de vigilancia remota o ‘proctoring’ implementada en sus universidades lleva a cabo un completo proceso de identificación del estudiante. Como complemento, se utilizará la herramienta de Webconference de Blackboard Collaborate (la misma que se utiliza en las clases) que grabará al alumno mientras realiza la prueba, de manera que el profesor podrá comprobar posteriormente que se ha realizado correctamente, así como que nadie más se encuentra en la sala y que no se utiliza ningún otro dispositivo electrónico ni material adicional no permitido.