scorecardresearch

Colaboración para prevenir la sumisión química

M.E
-

El subdelegado del Gobierno entrega a la Federación de Hostelería material informativo contra las agresiones sexuales, con la mirada en los pinchazos

Colaboración para prevenir la sumisión química

La Subdelegación del Gobierno, a través de la Unidad de Violencia contra la Mujer en Ávila, y la Federación de Hostelería trabajarán conjuntamente en la prevención de delitos de sumisión química y agresiones sexuales. El subdelegado de Gobierno en Ávila, Fernando Galeano, junto a la jefa de la citada unidad, Gema González, entregaron al vicepresidente de la Federación Abulense de Hostelería, José Luis Iglesias, dípticos informativos y tapavasos con los que se pretende concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de prevenir y actuar ante la sospecha de cualquier agresión sexual, con la vista puesta sobre los 'pinchazos' y la sumisión química.

El objetivo de esta colaboración pasa por minimizar los delitos por sumisión química y activar al sector en la labor de prevención, detección y asistencia en casos de sospecha de sumisión química, teniendo en cuenta, además, que Iglesias es el representante de locales de ocio nocturno. 

Galeano incidió en la necesidad de trabajar conjuntamente «para buscar fórmulas que permitan transmitir orientaciones de actuación en caso de agresiones sexuales» y también para que desde el sector «sean capaces de prevenirlas y evitarlas».

Dado el peso que está cogiendo la presencia de sustancias como alcohol, drogas o sedantes en las agresiones sexuales, el subdelegado remarcó que «vamos a seguir con todos los protocolos para evitar que estos hechos se produzcan» y «para que si alguna mujer cree que ha sido víctima, lo ponga en conocimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado». Además, lanzó un mensaje a los que se les pueda pasar por la cabeza «generar pánico o inseguridad» con esta práctica en un concierto o una discoteca, aunque no le inyecte nada, al recordar que «pinchar a una mujer para hacerle creer que ha sido objeto de sumisión química es un delito, no es una broma».

Por su parte, la responsable de la Unidad de Violencia contra la Mujer en la Subdelegación de Ávila, Gema González, señaló que con esta medida se pretende «abordar, de forma inmediata y coordinada, actuaciones frente a las agresiones sexuales con la mirada puesta en la sumisión química y el miedo que los pinchazos han despertado en las mujeres». González también agradeció la colaboración del sector y puso el acento en la necesidad de «seguir trabajando en esta dirección para que las mujeres de esta provincia no solo estén seguras, sino que se sientan seguras».

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Abulense de Hostelería y representante de los locales nocturnos invitó a los ciudadanos abulenses a que, si son testigos de un comportamiento extraño y sienten que alguien puede estar en peligro, avisen al personal del local, de los bares y discotecas, porque están ahí para ayudar a incrementar la seguridad de los espacios de ocio.